•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El padre Edwin Román, párroco de la iglesia San Miguel, acompañó la tradicional procesión del silencio en Masaya con una bandera azul y blanco, en la noche de este Jueves Santo.

Esta procesión tuvo un toque especial tomando en cuenta que coincidió con el primer aniversario del inicio del a crisis en Nicaragua, la cual dejó en Masaya unas 36 muertes violentas, de acuerdo con organismos defensores de los derechos humanos.

La tradicional procesión del silencio estuvo marcada este año por una emotiva caminata encabezada por el padre Román y familiares de los muertos durante la crisis.

Con la bandera azul y blanco entre sus manos, el sacerdote recorrió las calles de la ciudad, que entre los meses de abril y julio fueron bloqueadas por barricadas, como un mecanismo de defensa ante las denominadas “operaciones limpieza”. 

Los familiares de los muertos cargaron fotos y velas en recuerdo de sus víctimas.

Desde abril de 2018 hay un ambiente de luto y temor en Masaya, que ha silenciado las marimbas, el instrumento principal de las fiestas típicas, dicen habitantes. 

En su momento, el padre Edwin Román, quien jugó un papel clave entre protestantes y policías,  sufrió asedio.

Edwin Román, párroco de la iglesia San Miguel. Archivo/END

En una entrevista con El Nuevo Diario, Román sostuvo que todavía hay asedio contra quienes participaron en las protestas y que, en su caso, ha sufrido abusos de autoridad. 

“Algunos feligreses me han contado que experimentan asedio, la policía pasa por sus casas, les toman fotos, hay jóvenes que han tenido que dejar de trabajar en zonas francas porque los siguen; muchachos que se han ido a otras ciudades”, explicó Román. 

“Entre 100 personas que me saludan, tal vez dos o tres personas me insultan. Si salgo a visitar a amistades, a los pocos minutos comienzan a circular motorizados por la zona. 

Creen que ando conspirando, pero no, ese no es mi papel”, comentó Román. 

El sacerdote, a quien la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le ha otorgado medidas cautelares de protección, fue nombrado en redes sociales como un héroe de Masaya, sin capa y con sotana.