Secciones
Multimedia

Policía recaptura a Fredrych Castillo en Managua, confirma abogada de CPDH

Foto por: Cortesia/END

Fredrych Castillo, en Estelí, el 5 de abril, cuando lo excarcelaron.

Fredrych Castillo había sido excarcelado el pasado 5 de abril, pero anoche lo detuvieron de nuevo, en Managua

Fredrych Castillo, el universitario de Estelí que participó en los tranques de la Unan y a quien excarcelaron el pasado 5 de abril, quedó arrestado anoche por la Policía en Managua, confirmó una abogada vinculada al caso.

La doctora Verónica Nieto, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), confirmó en su cuenta de Twitter sobre la detención de Castillo.

“Detuvieron hace dos horas a otro excarcelado, Fredrych Eliseo Castillo Huete, en la Delegación Siete de la Policía. Le colocaron morteros en una supuesta requisa para poderlo procesar, otro montaje, otro circo, más violaciones a los derechos humanos”, dijo Nieto. 

Castillo es originario de Estelí y estuvo atrincherado en la UNAN-Managua durante el ataque armado a la iglesia de la Divina Misericordia, entre el 13 y 14 de julio pasado.

Esa tarde del 13 de julio, tras una barricada, el joven hizo publicó en Facebook videos, despidiéndose de su familia porque creía que iba a morir.

Las imágenes se hicieron virales en Nicaragua.

"A mi mamá, a quien no la veo desde que salí de mi casa el 19 de abril (de 2018), le digo que la amo", expresaba Castillo en el video.

Él es uno de los cincuenta manifestantes excarcelados el 5 de abril.

Un día después de su liberación, Castillo concedió una entrevista a El Nuevo Diario en la cual habló de los vejámenes que sufren en la cárcel “La Modelo” los reos que estuvieron involucrados en las protestas antigubernamentales.

“En cuanto a las torturas eso es totalmente verídico, es de rutina tanto el maltrato físico como psicológico desde el primer día que uno llega… Los guardias me amarraban de los antebrazos con una cuerda, del techo de la celda,  y luego me ponían unos grilletes en las manos y los pies”, relató el joven.

Por otro lado, la doctora Nieto, de la CPDH, confirmó que en Estelí recapturaron a José Daniel Álvarez Polanco, a quien el 4 de septiembre de 2018 lo declararon culpable de crimen organizado, entorpecimiento del servicio público y portación ilegal de armas, en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua.

Álvarez Polanco había sido excarcelado el 15 de marzo.

Los organismos defensores de los derechos humanos calculan que desde que estalló la crisis, el 18 de abril del año pasado, unos 800 manifestantes han sido arrestados.

En las últimas horas se ha informado que varios de los protestantes excarcelados han sido recapturados, como el caso de Castillo.

La Policía Nacional todavía no ha emitido ningún comunicado al respecto.

CPDH: Detenciones injustificadas

La doctora Verónica Nieto, abogada defensora de Fredrych Eliseo Castillo Huete, presentó este sábado ante la Policía Nacional un escrito solicitando información sobre la detención del joven, sin embargo no la atendieron.

“(Castillo y Joe Aparicio Solórzano) fueron detenidos sin causa justificada. Es una cacería de presos políticos. Hoy me presenté ante la delegación del Distrito VII de la Policía, a cargo del comisionado Donald López, a solicitar información sobre la detención, ver la legalidad así como la comunicación con el detenido. Además, verificar si fueron o no golpeados los muchachos. Sucede que en la delegación dijeron estar ocupados, que no podían atender, pero al menos recibieron el escrito donde solicité la información”, comentó Nieto.

La abogada del equipo de defensoras de la CPDH demandó la libertad de Castillo y Joe Aparicio Solórzano. Ambos permanecen en las celdas del Distrito VII.

“Los familiares se comunicaron y desde anoche (viernes) se presentaron a la delegación y quieren que la CPDH intervenga para la liberación de estos muchachos. Sobre los morteros que supuestamente llevaban, la Policía no informó, pero eso les dijeron a los familiares ayer. Pero ellos no andaban morteros, tenemos testigos de eso y lo vamos a demostrar. Ellos lo único que andaban eran sus mochilas con su ropa”, aseguró la doctora Nieto.