•   Nindirí, Masaya  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los “Cirineos” de Nindirí representaron el Viernes Santo la Pasión de Cristo usando trajes color azul y blanco y llevando grandes banderas de Nicaragua, llamando la atención de los pobladores, quienes entendieron que la tradición sirvió como protesta antigubernamental.

Los promesantes de Nindirí, al revivir la Pasión de Cristo, también gritaban por las calles de la ciudad ¡Viva Nicaragua!

Corriendo, vestidos de judíos, con cruces y banderas en las manos, los nindiriseños le dieron color de protesta a la tradición religiosa.

La actividad se celebra todos los años y está inspirada en Simón de Cirene, quien ayudó a Cristo a llevar la cruz camino al Calvario, según el relato bíblico.

Jóvenes de Nindirí cargan cruces y banderas azul y blanco. Cortesía/ENDEl recorrido de los “Cirineos” se da todos los días de la Semana Santa y es una tradición muy particular de Nindirí, en la cual participan una gran cantidad de niños y jóvenes que, al correr por las calles con cruces, le ponen un poco de dinamismo a los momentos de reflexión y penitencia.

Los  “Cirineos” andan cruces grandes y hacen recorridos entre las procesiones de Semana Santa.

Este año se notó el uso de banderas azul y blanco en protesta contra el Gobierno de Nicaragua y en memoria de las personas fallecidas en el contexto de las manifestaciones.

Al terminar la procesión, los “Cirineos” se abrazaron, levantaron la bandera de Nicaragua y  cantaron el Himno Nacional, una acción que hizo sacar las lágrimas al público que participaba de los ejercicios religiosos.

El primer aniversario del inicio de las protestas contra el Gobierno de Nicaragua coincidió con las celebraciones de Semana Santa 2019.

Muchas actividades religiosas se convirtieron este año en espacios de protesta, ya que los feligreses llevaron banderas de Nicaragua, cruces con los nombres de las personas fallecidas en el contexto de las manifestaciones y papelillos azul y blanco, que regaron por las calles.

El 19 de abril del año pasado murieron las tres primeras personas durante la crisis en Nicaragua, por lo cual en el resto del país la población levantó barricadas, como una forma de protección ante los operativos policiales y parapoliciales.