•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La reunión que miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia sostendrán con representantes del Gobierno, este martes 23 de abril, en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), es considerada como decisiva por los negociadores opositores.

José Pallais, miembro de la Alianza Cívica, afirmó que de no obtener el resultado esperado y si el Gobierno mantiene su postura de no cumplir los acuerdos, tendrían que tomar una decisión y preguntarse seriamente si la viabilidad de la negociación existe. 

“Continuar negociando para que los acuerdos no se cumplan no tiene sentido. La Alianza tendría que hacer un planteamiento serio con los testigos y acompañantes si continúa el incumplimiento de los acuerdos”, agregó Pallais. 

“El martes es el día D de las negociaciones”, subrayó el representante de la Alianza.

Pallais reveló que planean una reunión preparatoria con los testigos para tener más detalles sobre cuál es el objetivo de la reunión de este martes y cuáles son las expectativas sobre si el Gobierno al fin cumplirá los acuerdos. 

Afirmó que eso les va a permitir fijar una posición a la Alianza en torno a dicha reunión con el Gobierno.

Por su parte, Carlos Tünnermann también miembro de la Alianza Cívica afirmó que no tienen mayor información de lo que se podría hablar el martes en la reunión convocada por el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag y el enviado especial de la OEA, Luis Ángel Rosadilla, quienes fungen como testigos y acompañantes del diálogo. 

Detalló que los testigos han planteado en su carta que la reunión será para discutir cómo implementar los acuerdos que hasta ahora se han suscrito, pero “no sabemos cuál es exactamente la propuesta”. 

Rosadilla estaría de regreso este lunes para gestionar el encuentro del 23 de abril. “Estamos a la expectativa a la hora que él venga para planificar esta reunión”, precisó. 

Carlos Tünnermann. Archivo/END

En los últimos días el Gobierno ha continuado incumpliendo los acuerdos y es preciso que los testigos estén informados de lo que ha acontecido en los últimos intentos de manifestación en el país, indicó Pallais. 

“No vemos disposición del Gobierno por cumplir con lo que se ha comprometido”, insistió.

Pallais manifestó que espera que se toquen todos los temas que hasta ahora se han abordado en la mesa, como liberación de presos, el respeto a la libertad de movilización y la entrega de la tinta y el papel para El Nuevo Diario y La Prensa. 

Pallais considera que el Gobierno ha llevado a una crisis esta nueva fase del diálogo. 

“El incumplimiento está requiriendo un mayor esfuerzo y activismo de parte de los testigos y un papel que pueda impulsar el cumplimiento efectivo”, afirmó. 

Reveló que no se ha decido qué miembros de la Alianza irán, ya que depende de los resultados de la reunión preliminar del lunes que pretenden sostener con los testigos.

Excarcelados

Tünnermann añadió que han convocado a una reunión interna de la Alianza, para valorar qué acuerdos se han cumplido, aunque señaló que casi ninguno, hasta el momento. 

“Los 230 personas que se habían logrado conciliar en la lista de presos políticos, bajó, ya que unos cuantos salieron con la lista de más de 500 presos comunes la semana pasada”, aseveró. 

El representante de la Alianza afirmó que de los 25 o 30 que salieron, solo fueron excarcelados y no liberados, pero también están pendiente de los excarcelados que están siendo recapturados por la policía. 

Alianza Cívica. Archivo/END

“No hay seguridad para los excarcelados, por eso le insistimos al Gobierno que tenía que facultarse un protocolo de seguridad para quienes sean liberados y garantizar que esas personas no van a ser intimidadas”, explicó. 

Dicho protocolo debe tener garantes internacionales, en este caso, proponen que sea el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni); o bien, una misión de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh). 

Otro punto que exige que se cumpla es la entrega de materiales como tinta y papel para El Nuevo Diario.