•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El papa Francisco urgió este Domingo de Resurrección que se propicie una solución pacífica y negociada para resolver la crisis en Nicaragua, en su mensaje de Pascua en la Basílica de San Pedro.

Jorge Bergoglio animó a continuar con los esfuerzos “para encontrar lo antes posible una solución pacífica y negociada en beneficio de todos los nicaragüenses”.

El Pontífice ofreció su mensaje de Pascua centrado en la importancia de garantizar la paz en el mundo.

“Que el Señor conceda a quienes tienen responsabilidades políticas trabajar para poner fin a las injusticias sociales, a los abusos y a la violencia y para tomar medidas concretas que permitan sanar las divisiones y dar a la población la ayuda que necesita”, añadió.

El papa Francisco también pidió se solucione la crisis en Venezuela, la guerra en Siria y los conflictos en otros países.

Cardenal Leopoldo Brenes. Archivo/END

Tras finalizar su mensaje, impartió la tradicional bendición “Urbi et Orbi” (para la ciudad y para el mundo) y lamentó seguidamente “la violencia cruel” tras los atentados en Sri Lanka.

Brenes

Por su parte, el cardenal Leopoldo Brenes afirmó luego de la misa de Domingo de Resurrección en una parroquia de Managua, que el Sumo Pontífice desea que se puedan lograr acuerdos lo más pronto posible en la mesa del diálogo y que sea de beneficio para todos los nicaragüenses.

“Escuchemos la voz del Papa que está preocupado por nosotros, por Venezuela, sobre todo, estamos siempre en su oración. Él está preocupado porque las cosas se van alargando y pide que lo más pronto posible se logren acuerdos”, expresó el cardenal Brenes. 

Al finalizar la homilía, donde se celebró la culminación de la Semana Santa, el cardenal manifestó que se ha vivido un tiempo en el que se ha fortalecido la fe de los nicaragüenses, también lamentó que continúen las detenciones contra manifestantes y espera que se pueda lograr su libertad.