• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Familiares y amistades participaron este domingo en la misa de conmemoración del primer año de fallecido de Álvaro Conrado, el adolescente que recibió un disparo en el cuello mientras ayudaba a los manifestantes en el sector de la UNI.

Feligreses participaron de la eucaristía portando camisas con el rostro del joven Conrado. En algunos momentos cantaron el Himno Nacional y se mantuvieron en un ambiente de respeto durante el ejercicio religioso que se celebró en la iglesia Corazón de María, en Las Palmas.

Lisseth Dávila Dávila, madre de Álvaro Conrado, dijo que el caso de su hijo seguirá sin resolverse mientras sigan las mismas autoridades en los poderes del Estado.

“Todavía seguimos exigiendo justicia. Queremos dejar claro que nosotros no andamos buscando venganza. Busco justicia como cualquier madre la buscaría por su hijo”, dijo Dávila.

“Hoy es domingo, día en que celebramos el triunfo de la vida sobre la muerte. Ofrecemos la eucaristía en honor a Álvaro Manuel Conrado Dávila, en memoria de este niño mártir de 15 años, que ahora estuviera cumpliendo 16”, dijo el sacerdote Silvio Javier Martínez, antes de dar inicio a la misa.

La mamá de Conrado señaló que toda persona que comete un delito debe rendir cuentas ante la justicia y que en su caso, atentaron contra la vida de su hijo.

“Como familia, como madre, he sentido una solidaridad para con nosotros. Agradezco a las personas que tienen en sus oraciones a mi hijo”, dijo la mamá de Conrado.

Rezan por Álvaro

Álvaro Conrado Avendaño, padre del menor, describió que muchas personas que lo encuentran en la calle le dicen que están rezando por su hijo y él desea que no le pase a ningún niño lo que sufrió Álvaro.

“A un año del fallecimiento de mi hijo, nosotros seguimos exigiendo justicia. Pido a la Fiscalía de la República que castigue a la persona que disparó contra mi hijo”, dijo Conrado.

“Me duele respirar” es la frase que se leía en las camisetas que llevaban los familiares y amigos de Álvaro.

Al terminar la misa, los feligreses cantaron “Nicaragua, Nicaragüita” y gritaron ¡Álvaro Conrado! ¡Presente!

Su padre y hermanos recordaron los momentos bonitos que pasaron con él y los tristes, como toda familia. Archivo/END

“Hace unos años conocí a Rosa Argentina, abuela de Álvaro Conrado, ella lo llevaba a mi casa junto a su hermana Rosa Argentina a recibir afianzamiento escolar. Ellos estaban en casa. Recuerdo que mi hermana los ayudaba en las tareas”, expresó el padre Martínez, al finalizar la misa.

“(Álvaro Conrado) era inquieto, hablaba y hablaba, era un niño de corazón inquieto, le doy gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de conocerlo”, agregó el sacerdote.

Familiares de otras personas fallecidas durante las protestas antigubernamentales iniciadas en abril, que en su mayoría son miembros de la Asociación de Madres de Abril, saludaron a la familia Conrado, dándole muestras de condolencias, en un momento emotivo.

Algunos miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) hicieron presencia en la actividad religiosa. Entre ellos, la estudiante Valeska Valle, que acompañó a la familia Conrado e intercambió algunas palabras.

Su padre y hermanos recordaron los momentos bonitos que pasaron con él y los tristes, como toda familia.