• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

A un año del asesinato de Jeisson Chavarría Urbina, quien falleció a causa de la represión en las protestas antigubernamentales que estallaron en abril del año pasado, su familia sigue esperando que el Ministerio Público inicie una investigación, para encontrar a los responsables de su muerte.

Según su familia, a Jeisson Chavarría lo asesinaron de un disparo en el rostro que le causó un trauma craneoencefálico severo, mientras estaba en una manifestación en la calle principal de Ticuantepe, el 21 de abril de 2018.

Cela Urbina, mamá de Jeisson Chavarría explicó que a pesar que casi de inmediato de haber sido asesinado interpusieron la denuncia ante el Ministerio Público, este aún no ha mostrado ningún avance del caso y no hay ninguna persona detenida, a pesar de que hay testigos que supuestamente reconocen a los autores de su muerte.

De acuerdo con Felicita Urbina, tía de la vítima, su sobrino fue ejecutado por personas allegadas al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), actual partido de Gobierno. "Hay testigos que vieron el momento en que mataron a mi sobrino y señalan que gente del Frente lo mató. Ya un año y nada que hacen justicia", reafirmó.

La familia de Jeisson Chavarría interpuso una denuncia ante la Fiscalía en la que señalan a Erick Sandoval, un reconocido sandinista de Ticuantepe y a Jony Acevedo, un policía, como los responsables del crimen, sin embargo estas personas no han sido investigadas.

Jeisson Chavarría trabajaba como conductor de mototaxi en la comunidad San Pedro Apóstol, donde habitaba. El 14 de abril cumpliría 25 años y no tuvo hijos.

Según la familia del joven, cuando recién ocurrió el crimen recibieron una visita de miembros del Ministerio Público, quienes les pidieron que pusieran la denuncia del caso, pero que esta fue la única muestra de interés que mostraron. "Supuestamente estaban investigando, pero así se quedó, no me volvieron a buscar", reafirmó la madre de la víctima.

Al ver que la Fiscalía no mostraba avances del caso de su hijo, Cela Urbina decidió visitar nuevamente el Ministerio Público hace un mes, junto con un abogado de derechos humanos y la respuesta que le dieron fue que en 15 días la iban a llamar para abrir el caso, sin embargo hasta el momento no han recibido ninguna notificación, lo que hace a la familia perder las esperanzas de que los responsables sean castigados como lo manda la ley.

"Solamente que esta gente (Gobierno) se vaya. Estando ellos en el poder no va haber justicia porque ellos mismo son los asesinos", expresó Cela Urbina.

Este domingo la familia Jeisson Chavarría realizó un rosario en memoria del joven. La actividad estuvo muy concurrida y finalizó un piquete exprés (protesta).

Según los familiares de la víctima, motorizados asediaron la actividad y fotografiaron las personas que asistieron.

Los parientes de Jeisson Chavarría además denunciaron que a inicios de abril, desconocidos arrojaron durante la noche aceite negro a un mural que habían hecho en honor al joven. Para evitar que el mural sufriera más daños, vecinos lo lavaron y así evitar que la obra de arte no fuera arruinada por completo.

La crisis en Nicaragua dejó más de 300 muertos, miles de heridos, cientos de detenidos, quienes son considerados “presos políticos” y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio e intimidación por haber participado en las protestas, según organismos de derechos humanos.