• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Yader Parajón, hermano de Jimmy Parajón, quién fue asesinado cuando un grupo de estudiantes se atrincheró en las instalaciones de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), durante las protestas antigubernamentales que estallaron en abril del año pasado, fue dejado en libertad tras permanecer seis días detenido.

Según el joven, él había sido “secuestrado” la tarde 16 de abril por la Policía Nacional a una cuadra de su casa de habitación, ubicada en el barrio María Auxiliadora de Managua.

Yader Parajón permaneció seis días en la estación cuatro de la Policía Nacional incomunicado de sus familiares.

Al salir de la cárcel, el joven relató a El Nuevo Diario que mientras estuvo preso no se le informó el motivo de su detención y denunció que al momento de ser capturado, los oficiales lo golpearon.

Después del asesinato de su hermano, Yader Parajón participó activamente en todas las protestas antigubernamentales que se desarrollaron el año pasado en Managua y en las que fueron convocadas en las últimas semanas.

La muerte de su hermano, Jimmy Parajón, quién fue asesinado de un disparo en el pecho el pasado 11 de mayo del 2018, cuando abría la cajuela de su vehículo estacionado en la bahía de la Upoli donde entregaba víveres a sus compañeros, causó gran conmoción en el país.

Jimmy Parajón fue velado durante el día en las instalaciones de la Upoli y sobre su ataúd colocaron la bandera de Nicaragua, flores, veladoras y el zapato que él llevaba el día que perdió la vida. Este joven dejó cinco niños en la orfandad.

Familiares de Yader Parajón lo reciben en su vivienda / Eva Inestroza

El día que Parajón perdió la vida, otras tres personas fallecieron en el sector de la Upoli a causa de la represión por parte de la Policía.

La crisis de Nicaragua cumplió un año y ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos, cientos de encarcelados, miles de exiliados ante amenazas, asedio y persecución, miles de empleos perdidos y grandes pérdidas económicas.