•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

María Teresa  Romano Urbina, sobre quien pendía una orden de captura por los delitos de estelionato y falsedad ideológica, fue puesta a la  orden del Juzgado Segundo de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria de la capital.

María  Teresa Romano, de oficio  comerciante,  fue condenada  junto a la comerciante opositora  Irlanda Jerez por los delitos de estelionato y falsedad ideológica en perjuicio de  la también  comerciante  Zoraida López Salmerón.

María  Teresa  Romano fue arrestada  desde el 12 de abril del 2019 y pesa sobre ella  una condena de 3 años de prisión por los delitos de estelionato  y falsedad ideológica, según el expediente judicial.

Irlanda Jerez y  María Teresa Romano se habrían coludido para hacer una escritura falsa en el año 2013 con el objetivo de apropiarse ilegítimamente de una propiedad  en el mercado Oriental,  perjudicando a Zoraida López Salmerón, refiere la acusación.

Móvil político

Irlanda Jerez  está  condenada  a  5  años de prisión porque  en el año 2016  también fue  declarada  culpable del ilícito de fraude, según una nota de prensa publicada por la Corte Suprema de Justicia,  el 19 de julio de 2018, un día después de su captura en una avenida céntrica de Managua.

Este caso tomó ribetes políticos, porque aunque la sentencia condenatoria fue dictada en el  año 2016,  fue hasta en el 2018 que la ejecutó  la Policía  en el contexto de las protestas antigubernamentales,  en la que Irlanda  Jerez surgió como líder de los comerciantes del  mercado Oriental  y  llamó a la desobediencia civil, exhortando a sus colegas a no pagar impuestos.

Desde  su  captura, Irlanda  Jerez  ha sido  tratada  como presa política por  las autoridades  de la cárcel de mujeres  y ha participado con  manifestantes  presas  en las protestas que han realizado en el penal,  incluso en  una huelga de hambre que se extendió por varios días.

Por  estos mismos hechos  existe orden de captura contra  Richard  Talavera Orozco y Eduardo  Gadea Castro. Los cuatro  condenados  están a la orden del Juzgado  Segundo  de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria porque la sentencia condenatoria está firme.