• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia emplazó al Gobierno de Nicaragua, para que a más tardar el lunes presente en la mesa de negociaciones la propuesta de reforma electoral y cambios técnicos en el Consejo Supremo Electoral, de acuerdo con el Departamento de Cooperación y Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El jefe de la Sección de Cooperación Técnica Electoral de la OEA, Cristóbal Fernández, ya se encuentra en Nicaragua y sostendrá este miércoles una reunión con una delegación gubernamental, informó la noche de este martes el Gobierno en una nota de prensa.

José Pallais, miembro de la Alianza Cívica, dijo que este miércoles se reunirán con Cristóbal Fernández y el único punto es conocer el plan de trabajo que Fernández trae sobre el tema de la reforma electoral y modernización del Consejo Supremo Electoral.

“Fernández nos presentará el plan de trabajo para que nosotros expresemos nuestras opiniones al calendario de trabajo y se va a llevar nuestro criterio para consideraciones y posiblemente incorporarla al plan definitivo, porque presentará un plan preliminar que viene a consultarlo”, explicó Pallais.

Agregó que “el tema de la llegada de una misión experta en asuntos electorales quedó en manos de los testigos y acompañantes; estamos esperando que ellos incorporen el tema electoral en su propuesta de implementación de los acuerdos”.

Juan Sebastián Chamorro, también de la Alianza, indicó que esta organización está interesada en “ver el calendario de trabajo de la OEA con relación al tema electoral”.

“Lo que nosotros queremos”, añadió Chamorro, “es que las reformas electorales pasen por la mesa de negociación, este fue un punto que nosotros planteamos”.

El pasado 29 de marzo, en el comunicado número 10, emitido por la mesa de negociación entre la Alianza y el Gobierno, se confirmó la disposición de la OEA de retomar “las labores relacionadas con el Proyecto de Reformas y Fortalecimiento al Proceso Electoral” y se indicó que Cristóbal Fernández había sido asignado “como coordinador de los trabajos en materia electoral”.

Violaciones a acuerdos

La Alianza Cívica decidió este martes no volver a la mesa de negociación con el Gobierno hasta que se cumpla con la liberación de los manifestantes presos y se avance concretamente en la implementación de los acuerdos firmados el 27 y 29 de marzo pasado.

La ACJD entregó al nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag y al delegado de la OEA, Luis Ángel Rosadilla, testigos y acompañantes de las negociaciones, un documento en que hacen ver las violaciones del Gobierno a los acuerdos y recalcan que el “Gobierno es responsable de la implementación” de los mismos.

“Queremos que el Gobierno cumpla los acuerdos firmados, de lo contrario no iremos más a sentarnos con la delegación gubernamental; eso fue lo que explicamos a los testigos y acompañantes”, dijo Carlos Tünnermann, del equipo negociador de la Alianza, al concluir la reunión con los testigos.

Según la Alianza, las autoridades no han cumplido con la liberación de los manifestantes presos y no ha restablecido los derechos y garantías ciudadanas vinculadas a la libertad de manifestarse y reunirse en plantones de protesta, ya sea en espacios públicos o privados.

“Nosotros tenemos el interés de permanecer en la mesa de conversaciones, el diálogo es la vía para solucionar la crisis sociopolítica del país, pero en este caso no podemos seguir asistiendo a reuniones donde el Gobierno hablará de planes para cumplir, no queremos seguir escuchando eso, lo que queremos es que cumpla”, enfatizó Tünnermann.

Demandan liberación

Carlos Valle, manifestante excarcelado y miembro del Comité Pro Liberación de Presos, dijo que “respaldamos la decisión de la Alianza, hemos dicho que deben salir todos los presos y nos sentimos representados por la Alianza, que está actuando correctamente”.

La excarcelada Ana Cecilia Hooker, del Comité de Pro Liberación de manifestantes, expresó: “Respaldamos la decisión que ha tomado la Alianza de no seguir negociando hasta ver el cumplimiento de los acuerdos, para seguir en las conversaciones. Es necesario constatar un avance real en la implementación de los compromisos firmados”.