• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Las madres de los cuatro jóvenes acusados por el Ministerio Público de asesinar a Roberto Carlos García Paladino, quien supuestamente es pariente de un funcionario de Gobierno, exigen al Gobierno que sus hijos sean incluidos en la lista de manifestantes que serán liberados.

El 23 de abril, los jóvenes Juan José López Oporta, Maycol Enrique González Peña, Fernando José Ortega Alonso y Rommen Fabián Guillén cumplieron 1 año de estar encarcelados.

En octubre de 2018 fueron condenados a 25 y 26 años de cárcel por los delitos de asesinatos y portación ilegal de armas.

“Mi hijo es inocente, no ha matado a nadie y me lo tienen con los reos comunes. Ellos ya cumplieron 1 año (de estar presos), son inocentes, quiero justicia”, demandó Lisseth González, madre del privado de libertad, Maycol Enrique González Peña.

Por su parte, Soraya Oporta, madre de Juan José López Oporta, comentó que cuando detuvieron a los jóvenes los señalaban de golpistas, sin embargo, el Gobierno ahora no los quiere reconocer como presos políticos.

Los hechos

Roberto Carlos García Paladino fue asesinado la madruga del 23 de abril frente al Palí de la P del H, en Managua, cuando defendía junto a otros jóvenes un supermercado para evitar que lo saquearan.

García Paladino fue interceptado a eso de las 3:00 a.m. por cinco sujetos, cuando se dirigía a su casa y lo hirieron con un arma de fuego, según informaron medios de comunicación.

“Los chavalos son inocentes y no tienen que pagar por un asesinato que no cometieron. Cuando se dio el conflicto en el Palí de la P del H, nuestros hijos estaban junto al muchacho (Roberto García) resguardando el súper, hasta les compró una gaseosa y compartieron. Él hablaba con todos ellos, jugaban, eran amigos”, señaló Mercedes Castellón, madre del reo Rommen Fabián Guillén.

“Cuando mataron al muchacho, ellos ya no estaban ahí, a ellos los agarra la policía viniendo de la Upoli, andaban dejando víveres. No entiendo cómo los involucran si no los agarraron en el lugar de los hechos. Todo mundo sabe, todos los vecinos son conscientes de que nuestros hijos son inocentes, si la gente no habla es por temor”, sostuvo Castellón.

No obstante, las madres señalan como responsable del asesinato de Roberto García a miembros de la Juventud Sandinista.

“La gente estaba resguardando el Palí cuando de repente llegaron los de la JS armando un relajo, un desorden, diciendo que ellos también iban a cuidar, todo se salió de control y empezó un ambiente violento”, confirmó González.

Las cuatro madres que piden por sus hijos. Jorge Ortega/END

Añadieron que a sus hijos nunca se les capturó con armas artesanales, ni de ningún tipo. Sin embargo, al momento de la detención, fueron violentamente golpeados, rociados con gasolina y amenazados con ser quemados por ser golpistas.

“El Gobierno ahora los quiere pasar como presos comunes, cuando a ellos los agarraron los llevaron a la casa sandinista, supongo porque eran protestantes, ahora los quieren meter en la lista de los 52 reos comunes”, denunció González, quien exigió justicia y liberación de los reos.