•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los restos del exvicepresidente José Rizo Castellón, quien falleció en Chile la noche del martes a causa de una enfermedad terminal, será repatriado a Nicaragua, donde se realizarán las honras fúnebres, confirmó su viuda Fabiola Salinas de Rizo.

Salinas agregó que los restos de Rizo serán cremados en Chile y que traerán a Nicaragua las cenizas, que estarían llegando entre lunes y martes próximo.

Rizo había manifestado que quería ser enterrado y velado en la ciudad en la que nació, Jinotega, confirmó Salinas.

Rizo Castellón ha sido uno de los más destacados políticos liberales de los últimos tiempos, aunque ya estaba retirado de la vida pública.

Formó parte del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) que dirigió el exmandatario Arnoldo Alemán (1997 - 2002).

En el período que el PLC estuvo en el poder en Nicaragua (1997- 2007), Rizo Castellón ocupó varios cargos en el Estado, siendo el más importante el de vicepresidente, luego aspiró a la Presidencia en 2006, quedando en tercer lugar en la votación, detrás de Daniel Ortega y Eduardo Montealegre.

Aquellas elecciones de 2006 marcaron el declive del PLC, pues Rizo Castellón representó a ese partido, quedando en tercer lugar, mientras que Montealegre era un disidente que se postulaba por otra vertiente liberal, obteniendo el segundo puesto.

Elecciones de 2006

Tras esa derrota electoral en 2006, los liberales han ido perdiendo terreno tanto en las alcaldías como en la Asamblea Nacional.

Rizo Castellón fue político, cofundador del PLC, y también era historiador, escritor y empresario del turismo y caficultura.

Sus escritos abordaron la historia de Nicaragua y el liberalismo.

Una de sus obras más reconocidas es “Confesiones de un vicario”, en la cual aborda temas de la historia reciente de Nicaragua, incluidos datos inéditos a lo interno del PLC y de su máximo dirigente, Alemán.

Era miembro de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua.

A mediados de abril, Rizo Castellón había llegado a Chile, según él mismo escribió, el país en el cual pasó buena parte de los años 80 del siglo pasado.