•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Frío en la mañana y calor intenso por la tarde, características de un clima desértico, es lo que se ha estado presentando en Nicaragua, de acuerdo con el análisis que hicieron especialistas del Centro Humboldt. 

En conferencia de prensa la mañana de este miércoles, el Centro Humboldt presentó un análisis del comportamiento del clima en el primer cuatrimestre del año. 

Abdel García, especialista en cambio climático, afirmó que la media de temperatura en el país ha estado muy dispar en los primeros meses. 

“Hay anomalías de temperatura, característico de un clima desértico: en la mañana, frío y por la tarde calor intenso”, afirmó. 

El experto señaló que esto representa una amenaza silenciosa para especies animales, personas vulnerables y los recursos hídricos. 

Agregó que este año se han presentado altas temperaturas en lugares no típicos. Por ejemplo: en Ayapal, zona de amortiguamiento de Bosawás, se registró una temperatura máxima de 40.2 grados, con una sensación térmica de 42.5 grados Celsius, parecidas a las marcas que se registran en Somotillo, Chinandega, en el Corredor Seco. 

Según García, en este lugar también se registraron temperaturas de 40.2 grados, pero la sensación térmica fue de 43. 

Incremento de la temperatura

“En comparación con años anteriores, se percibe un incremento de más de entre 0.5 a 1.5 grados, no solo en el Corredor Seco, sino en otras zonas del país, como la zona sureste y centro norte del país”, explicó. 

García agregó que el monitoreo es preciso, ya que lo realizan con 200 estaciones meteorológicas que les brindan información diaria sobre el clima. 

El comportamiento del clima en los últimos años ha estado muy atípico. El año pasado hubo eventos extremos, tales como que en un día cayó la cantidad de lluvia de 6 meses y que en el invierno hubo 45 días sin lluvias, aseguró García. 

Bochorno, lluvia y calor pronostican para esta semana

Por su parte, Agustín Moreira, meteorólogo de esta organización, indicó que el comportamiento de las temperaturas puede generar riesgos en la salud, afectaciones a los cultivos y pérdida de agua en los suelos.

Incendios forestales

De acuerdo con el Centro Humboldt, marzo y abril son los meses en que se han registrado más quemas agrícolas e incendios forestales. 

En total, el organismo identificó 2,294, de los cuales 644 se registraron dentro de áreas protegidas. En comparación a 2018, se reportan 70 puntos de calor más dentro de áreas protegidas, según Humboldt.