• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La señora Juana Soto González denunció la tarde de este miércoles en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), que su hijo, un menor de edad, está siendo procesado ilegalmente por las autoridades, quienes lo señalan de haber incurrido en el delito de portación ilegal de armas.

Al vástago de Soto, identificado como Crissjudd Noguera, será presentado la próxima semana ante un juez de distrito penal de audiencia, quien decidirá si enfrentará los cargos que le imputan.

El 19 de este mes, en horas de la madrugada, Noguera y otros jóvenes fueron capturados por agentes de la Policía en las inmediaciones de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli).

Según Soto, las autoridades señalan a su hijo de portar lanzamorteros y bombas de mecate. En redes sociales circulan imágenes de la detención de Noguera, quien actualmente cursa sus estudios de secundaria en un colegio público.

En conferencia de prensa, realizada en la sede de CPDH, Soto aseguró que su hijo el próximo 25 de noviembre cumplirá 18 años. Dijo que al enterarse del arresto se presentó a la Estación VII de la Policía y mostró su partida de nacimiento.

No obstante, el 21 de este mes, dos días después de su arresto, lo trasladaron al complejo judicial y un juez admitió la acusación. Soto mencionó que su hijo es un sobreviviente de la Divina Misericordia y estuvo atrincherado en el recinto universitario Rubén Darío, en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).

“Él fue un atrincherado, pero fue hasta el 19 que lo agarraron. A todos los que andaban con él los soltaron, pero veo que se están ensañando. Lo querían acusar de varios delitos, hasta de homicidio, pero al final fue por portación. Nos dimos cuenta que lo están golpeando”, manifestó Soto.

Karla Sequeira, abogada de la CPDH, expresó que ese organismo ejercerá la defensa de Noguera y que no descartan solicitar una valoración forense para demostrar que el procesado es menor de edad.

Madres solicitan incluir a cuatro jóvenes en lista de manifestantes a liberar

Sequeira denunció que en la audiencia preliminar, las autoridades judiciales utilizaron la partida de nacimiento que ofreció Soto para corregir el nombre del acusado y no se tomaron el tiempo para verificar su edad.

Agregó que de haberse hecho, el judicial a cargo de la causa perfectamente pudo desligarse del caso y remitir el expediente a un juzgado de menores.