•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este jueves su preocupación porque este viernes se cumplen 36 días sin que el Gobierno de Nicaragua cumpla el acuerdo de liberar a los manifestantes presos.

“Con protocolos de liberación acordados, 236 personas fueron excarceladas sin sujeción a esos protocolos, sin garantías de sus derechos ni supervisión internacional. Más de 700 personas continúan detenidas ilegalmente en Nicaragua”, expresó el organismo.

La CIDH agregó que tienen conocimiento de castigos a detenidos en el país y que recibe con preocupación las denuncias sobre racionamiento de agua a personas recluidas en la cárcel La Modelo y llama al Estado a mejorar inmediatamente las condiciones penitenciarias de los manifestantes presos.

Señala además que la demora en implementar acuerdos surgidos del diálogo en Nicaragua impacta en miles de personas que permanecen injustamente detenidas y exiliadas.

El nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, Luis Ángel Rosadilla, delegado de la OEA y los miembros de la Alianza Cívica, José Pallais y Carlos Tünnermann.  Jorge Ortega/END

“Las dilaciones afectan la cohesión y consistencia de las partes involucradas en el diálogo. Es imperioso cumplir con los acuerdos”, insiste la CIDH.

Patrones represivos

La CIDH también afirma que con la saturación policial de espacios públicos se mantiene un ambiente de amenaza a opositores, impidiendo de ese modo que las manifestaciones tengan lugar donde se organizan habitualmente. 

Agrega que la continuación de violaciones a los derechos humanos y las detenciones de personas que vuelven del exilio dificultan la concreción y veracidad de un plan de retorno voluntario.

“El Meseni de la CIDH identifica una variación en los patrones represivos en Nicaragua, con ejecución de arrestos exprés (por lapsos cortos de tiempo), sin reclusión de detenidos en dependencias policiales, pero con malos tratos e intimidaciones para disuadir las protestas”, explica el organismo.

“El Meseni tomó conocimiento de denuncias contra el Estado de Nicaragua por haber organizado una campaña, cuyo objetivo es desprestigiar la labor de organizaciones de la sociedad civil y organismos de derechos humanos”, informa la CIDH.

“Urge restablecer los derechos humanos en el país para recuperar la confianza”, subraya el organismo.

“El derecho a la protesta social continúa suspendido de hecho en Nicaragua”, afirma la CIDH. 

Analizan liberación de presos y destrabar el diálogo

Miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) sostuvieron un encuentro con los testigos y acompañantes de la mesa de negociación, el nuncio  apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag y el delegado de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, para abordar los mecanismos que permitan el cumplimiento de los acuerdos suscritos con el Gobierno a finales de marzo.

Carlos Tünnermann, miembro de la Alianza Cívica, afirmó que en el encuentro insistieron en la liberación de los manifestantes presos.

Dijo que ya existe una lista consensuada de 238 manifestantes encarcelados que ha sido avalada por el Comité Internacional de la Cruz Roja y que corresponde ahora al Gobierno dar los pasos para su liberación.

“Nosotros, como Alianza Cívica estamos a la espera de que haya alguna señal por parte del Gobierno en este aspecto de los presos, en el sentido de que existiendo ya un buen número de personas detenidas que están conciliadas en la lista, pues le den la luz verde a la Cruz Roja para que inicie su trabajo”, afirmó Tünnermann.

Agregó que aunque todavía no se ha definido un calendario de liberaciones por el Gobierno, la idea planteada por la Alianza Cívica es que se puede efectuar una liberación semanal de los detenidos, hasta alcanzar la totalidad de la lista conciliada.

Tünnermann expresó que también están buscando un intercambio de posiciones y soluciones para tener una propuesta que permita reimpulsar el diálogo.

“Nuestro objetivo es que el diálogo arranque, tenga valor, pero, para ello tienen que cumplirse los acuerdos”, dijo Pallais.

Reforma electoral

Tünnermann manifestó que otro aspecto abordado es el rol que desempeñaría la OEA durante el proceso de reformas al sistema electoral del país, cuya calendarización podría ser presentada por el organismo continental, la semana próxima.

“Eso es muy importante porque, para nosotros, en cuanto más pronto esté la propuesta de reforma para el mejoramiento al sistema electoral es mucho más conveniente porque entonces ya tendríamos propuestas concretas”, agregó.

El calendario deberá integrar también el presupuesto con el que los expertos de la OEA, liderados por el especialista Cristóbal Fernández, deberán trabajar.

“Hay que distinguir dos aspectos, el político y el técnico. La OEA va a trabajar en el aspecto técnico, el aspecto político es el que se refiere al tema de adelanto de elecciones, al tema del nombramiento de nuevos magistrados en el Consejo Supremo Electoral, eso no le corresponde a la OEA, nos corresponde a nosotros en la mesa de negociaciones discutir con el Gobierno la necesidad de un cambio profundo en todas las estructuras del Poder Electoral”, explicó Tünnermann.