•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

Los trabajadores aglutinados al Sindicato de Trabajadores de la Alcaldía de León (Sitradel) denunciaron este lunes un sinnúmero de arbitrariedades cometidas por el edil Manuel Calderón, durante los primeros cinco meses de administración, asimismo, invitaron al cuestionado alcalde para que renuncie a su cargo.

“La población leonesa en general sabe perfectamente que el señor Calderón no ha arrancado como alcalde. Estoy de acuerdo con la posición de los compañeros del Concejo del Poder Ciudadano (CPC), que han afirmado que Calderón es un mal administrador.

Aquí no ha cumplido con nada”, manifestó Ramón Hernández, Secretario de Sitradel en León. Según el sindicalista, si Calderón no tiene la capacidad para ser alcalde debería renunciar al cargo, “eso es todo lo que tiene que hacer, aquí se eligió para que sacara adelante la ciudad y no para que la mantenga estancada”.

El edil Calderón se ha negado a sentarse a negociar el convenio colectivo de los trabajadores, aduciendo que no hay recursos económicos, pero ha contratado a más de 70 trabajadores con jugosos salarios, denuncia el sindicato.

Alcaldía militarizada

Manuel Vanegas, Secretario de Finanzas de Sitradel en León, aseguró que la institución se encuentra militarizada por Calderón, quien cree que la alcaldía es un cuartel militar, contrata a gente que ha trabajado en el Ejército y en la Policía, quienes maltratan a los trabajadores.

“Vamos a una huelga, pero no por gusto, ya hemos agotado todos los canales pertinentes para resolver los distintos problemas”, expresó Ramón Hernández, después de una reunión fallida con los asesores del edil Calderón.

Los ex militares que laboran en la alcaldía son: Pablo Vargas, Director de Gestión Ambiental; Francisco Aguilera, asesor personal del alcalde, así como agentes encubiertos y otros ciudadanos señalados de atentar contra templos católicos en años anteriores.