•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una familia de La Villa en León denunció la noche de este sábado el asedio y la intimidación que sufren por parte de motorizados conocidos en el contexto de la crisis de Nicaragua como “parapolicías” o “paramilitares”.

Según la denuncia que fue transmitida en vivo por las redes sociales, los motorizados se apostaron frente a la vivienda de la familia y lanzaban chibolas y balines hacia el interior del inmueble. Los afectados aseguran que este asedio se debe a que participaron de manera activa en las protestas antigubernamentales.

En las imágenes compartidas por la familia afectada se puede apreciar al menos seis hombres algunos con cascos y otros cubriéndose el rostro, grabar a tomar fotografías de las personas que salieron de su casa para pedirles a los parapolicías que se retiraran del lugar. 

De acuerdo con la denuncia, esta familia sufre ascoso, asedio e intimidación desde hace tres meses. En las imágenes también se escucha como la familia pide a los motorizados que se retiren del lugar porque hay una anciana que está presentado complicaciones de salud debido a esta situación.

Según la familia afectada, los motorizados son trabajadores de la alcaldía de León y que llegan todos los días entre las 11 y la una de la madrugada a asediar su vivienda.

Organismos de derechos humanos nacionales e internacionales han denunciado que el asedio, las amenazas, la intimidación y la persecución son una forma de represión contra las personas que participaron en las protestas.

Nicaragua vive una crisis desde el 18 de abril de 2018 que ha dejado más de 300 muertos, miles reheridos, cientos de personas encarceladas, grandes pérdidas económicas, miles de empleos perdidos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio e intimidación por haber mostrado su rechazo al actual Gobierno, de acuerdo con organismos de derechos humanos.