•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diego Reyes y María Eugenia Alonso, reconocidos opositores de León, denunciaron que a eso de las 9:00 p.m. del sábado, en el reparto Villa 23 de Julio, se apostaron frente a su casa un grupo de motorizados encapuchados, lanzaron piedras, sonaban las bocinas y vociferaban ofensas contra su familia.

“En los últimos 3 meses hemos sido asediados, tuvimos unas 100 visitas de policías y parapolicías, situación que hemos denunciado ante las organizaciones de derechos humanos, hemos sido objeto por parte del jefe de la delegación policial, comisionado mayor Fidel Domínguez de constante acoso y amenazas de muerte”, denunció Reyes.

Una de las hijas de esta pareja resultó alcanzada en una ocasión por un balín que impactó cerca de su garganta.

l fin de semana, unos 20 sujetos y unas tres patrullas policiales asediaron durante más de 6 horas a los miembros de la familia Reyes Alonso, quienes fueron agredidos verbalmente, según el testimonio de Diego Reyes, quien fue candidato a vicealcalde de León, representando al Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Don Diego Reyes (I), junto a otros miembros de su familia cuando denunciaban el actuar policial. José Luis González/ENDNo obstante, los Reyes Alonso decidieron dejar de aguantar en silencio el asedio e intimidación y salieron de su casa para confrontar a los sujetos que los amenazaban. La demanda de la familia, registrada en videos, fue que los dejaran vivir en paz, que se fueran y que respetaran sus derechos, que respetaran a la anciana de 93 años, suegra de Reyes, a la que desde hace 3 meses no dejan dormir tranquila.

En un video divulgado por María Eugenia Alonso, en las redes sociales, se escucha a miembros de la familia Reyes decirle a los motorizados: “Váyanse, váyanse. Tengan respeto”, pero la respuesta de los sujetos fue encender los focos de las motocicletas en las que se trasladaban, para evitar ser identificados y empezaron a vociferar contra los ciudadanos que reclamaban tranquilidad en su hogar.

Reyes afirmó que fue hasta a eso de las 3:00 a.m. que vieron irse a las patrullas.

Agresión contra su hija

En otro video, divulgado por la familia Reyes en la red social Facebook, también se aprecia al grupo de motorizados intentando golpear a una de las hijas el matrimonio Reyes Alonso, ya que los sujetos buscaban impedir que la jovencita grabara los números de las placas de las motocicletas.

“Es una ingratitud que venga la policía y los parapolicías a alterar nuestra tranquilidad, además, no respetan el dolor que atraviesa mi suegra de 93 años, que debido al asedio permanente que hemos sufrido ha desmejorado su condición de salud”, denunció Reyes, quien admitió que, como muchos nicaragüenses, ha participado de las protestas antigubernamentales.

Los Reyes Alonso decidieron dejar de aguantar en silencio el asedio e intimidación. Archivo/ENDAsimismo, María Elena Alonso, en un video que grabó en vivo, aseguró que la policía y los grupos de motorizados los tenían prácticamente secuestrados, “los sujetos nos amenazaron con quemar la casa, por lo que responsabilizamos a la Policía Nacional y, especialmente, al jefe de la policía Fidel Domínguez, a todo el partido del Frente Sandinista de acá de León si algo nos llega a suceder”.

Otra denuncia

Freddy Rugama es otro opositor oriundo del barrio Ermita de Dolores que denunció que al igual que a la familia Reyes Alonso, ha recibido constante asedio policial.

“Esos acosos que tiene la policía perjudica la salud de cualquiera, aunque la gente esté bien, de repente se sobresalta”, expresó Rugama, quien denunció que ni el sepelio de su prima Carmen Acosta Rugama, hace una semana atrás, fue respetado por la policía que envió patrullas hasta en el camposanto.