•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La situación legal del expolicía Wiston Loáisiga Requene ha empeorado, después que la jueza Primero Distrito Penal de Juicio de Managua, Irma Laguna, lo condenó a 25 años de prisión por el asesinato agravado en perjuicio de Gerald López Tórrez.

Ahora, sobre Wiston Loáisiga penden dos sentencias condenatorias que totalizan 35 años y 9 meses de encierro en la cárcel. Antes fue condenado a 10 años y 9 meses por secuestro simple y robo agravado.

Wiston Loáisiga fue quien proporcionó los uniformes policiales utilizados por los sujetos que el 4 de septiembre de 2017 secuestraron y asesinaron al comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar, cuyo cadáver fue encontrado el 19 de octubre de ese mismo año, semienterrado en fosa en la comarca Esquipulas, jurisdicción de Managua.

De quedar firme las condenas para Wiston Loáisiga, él solo podrá salir de la cárcel hasta el 20 octubre de 2047, cuando cumpla 30 años de estar en prisión,  debiendo 5 años y 9 meses, porque la pena máxima en Nicaragua es de 30 años.

Crimen de caponero

Los hechos por los cuales la jueza Irma Laguna ha sentenciado a 25 años de privación de libertad a Wiston Loáisiga Requene acontecieron la noche del 29 de septiembre de 2017, cuando ultimó de tres impactos de bala a Gerald López, conductor de una mototaxi, a quien aparentemente confundió con otro caponero con quien habría discutido minutos antes.

De los tres disparos que cegaron de manera instantánea la vida de Gerald López, uno tenía orificio de entrada en el pómulo izquierdo, otros en la base del cráneo y el tercero fue un refilón en el lado izquierdo del cuello.

La abogada Cora Salazar, después de conocer la sentencia contra el expolicía, anunció que apelará de la resolución condenatoria “porque no se ajusta a la prueba evacuada en el juicio” que concluyó en enero del 2019.

“En la sentencia la jueza (Irma Laguna) afirma que tres testigos fueron coincidentes en reconocer a señalar a  mi representado como el autor de los disparos que terminaron con la vida de Gerald López, pero eso no cierto, porque el único testigo que lo señaló dijo que lo reconocía porque mi cliente tiene la nariz grande”, alega la abogada defensora.

Wiston Loáisiga al momento de involucrarse en el secuestro y robo al comerciante asesinado y en el crimen del joven caponero, era miembro activo de la Policía Nacional.