•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pilar del Carmen Garmendia, madre del manifestante Denis Antonio Arriaza Garmendia, quien fue ultimado a balazos el pasado 5 de abril en Nueva Segovia, fue detenida por la policía y es acusada de tráfico de estupefacientes.

Según versiones de los familiares de Garmendia, la detención surgió luego de que la señora se presentó a la delegación de la Policía Nacional de Quilalí, en Nueva Segovia, a pedir explicaciones sobre la muerte de su hijo.

Mercedes Arriaza, hija de Carmen Garmendia, declaró el pasado 11 de abril ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) que su mamá ya había sido detenida en dos ocasiones por la Policía Nacional, antes del asesinato de su hermano, Denis Antonio Arriaza Garmendia, quien era buscado por la entidad policial por participar en las protestas antigubernamentales, sin embargo, días después fue dejada en libertad.

“Para obligarlo a entregarse (a Denis), encarcelaron a mi mamá. Pero la soltaron y luego la volvieron a capturar bajo los cargos de tráfico de drogas, en espera de que Denis se entregara”, alegó Mercedes Arriaza.

Denunciaron el caso

Parientes de doña Pilar anunciaron en Estelí que esta semana viajarán a Managua a denunciar ante entidades de derechos humanos y organizaciones internacionales sobre el nuevo arresto en contra de la señora, quien permanece en las celdas de la delegación policial de Quilalí, desde el pasado viernes.

Denis Antonio Arriaza Garmendia murió tras recibir un balazo en la espalda con orificio de salida en el pecho, cuando conducía una moto por el empalme Las Cañas, de San Juan de Río Coco, municipio de Madriz, el 5 de abril pasado.

Los familiares responsabilizaron a la policía por la muerte de Arriaza, en una denuncia interpuesta ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Aseguraron que Arriaza, de 36 años, se encontraba refugiado en una finca, luego de que la policía lo buscara por haber participado en protestas contra el Gobierno, el año pasado.

Arriaza Garmendia era perseguido desde el año pasado y fue herido de bala en noviembre, y en ese momento aseguró que había sido la policía la que le propinó los balazos.

Según la familia de Arriaza Garmendia, la policía dijo que el manifestante era un delincuente y que estaba circulado por varios delitos como violación, robos con fuerza y tráfico de drogas, además que la institución asegura que el día de su muerte la víctima habría realizado varios disparos en contra de agentes policiales, lo que obligó a uno de los oficiales a hacer uso de su arma de reglamento, provocándole la muerte, sin embargo, esta versión es desmentida por la familia del fallecido.