•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un nuevo incendio forestal en Nicaragua quemó unas 350 hectáreas de vegetación, esta vez en la zona central del país centroamericano, informaron este martes las Fuerzas Armadas nicaragüenses.

El incendio ocurrió el domingo pasado, en la comunidad rural de Hato Grande, ubicada en el departamento de Chontales, a 139 kilómetros al este de Managua, según informó el Ejército de Nicaragua.

La pérdida de cobertura vegetal consistió principalmente en maleza y pastizales secos, detalló la institución militar, que no informó si investiga el caso.

El fuego fue controlado el mismo domingo, con el apoyo del Benemérito Cuerpo de Bomberos, así como de brigadistas contraincendios del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), y pobladores locales.

Datos de la Dirección General de Bomberos (DGB) indican que el pasado fin de semana los incendios forestales calcinaron al menos 469 hectáreas de bosques y plantaciones, en diferentes zonas de Nicaragua.

Los incendios arrasaron con árboles, pasto, maleza, así como con cultivos de café, piña y plátanos, de acuerdo con el informe oficial, que no reportó eventos similares ocurridos en esos mismos días en diversas partes de Nicaragua.

Los incendios forestales son más comunes entre los meses de diciembre y abril en Nicaragua, debido a que se trata de los meses secos del año.

En marzo de 2018 unas 900 hectáreas de bosques de pino fueron calcinadas en la zona norte de Nicaragua, según datos oficiales.

En abril de 2018 otro desastre similar quemó 5.945 hectáreas de bosque virgen en la reserva Indio Maíz, en la Reserva de Biosfera Río San Juan, al sureste de Nicaragua.

Nicaragua pierde cada año 70.000 hectáreas de cobertura forestal, según los datos oficiales, que no han sido actualizados en 12 años.