•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alargar la agonía de los manifestantes presos y ganar tiempo de cara al período presidencial en 2021, es la intención del Gobierno con su  contrapropuesta para el cumplimiento de los acuerdos firmados, señalaron representantes de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

El lunes se esperaba que el Gobierno y la Alianza Cívica firmaran un acuerdo para la implementación de los acuerdos firmados, que incluía la calendarización de la liberación de los protestantes presos, pero a última hora presentaron una contrapropuesta que se oponía lo que se había consensuado.

“El resultado es jugar con el tiempo y a su vez ampliar el sufrimiento de los presos y sus familias. Un ejemplo son los tres promotores voluntarios de la CPDH que fueron acusados y condenados”, afirmó Marcos Carmona, director de este organismo.

Marcos Carmona. Archivo/END

Agregó que este martes los promotores voluntarios de la CPDH que están en prisión cumplieron 11 meses de encierro, solo por estar dedicados a documentar las violaciones a los derechos humanos durante las protestas.

“Este Gobierno está ensañándose con nuestro promotores y los centenares de presos que están pagando condenas injustas”, afirmó Carmona.

Libertad sin  asedio ni amenazas

Recordó que hace casi un mes el Gobierno prometió hacer un calendario de excarcelación para los manifestantes presos, lo que no cumplió.

Por su parte, el excarcelado Frederick Castillo Huete exigió la libertad de los manifestantes sin medidas cautelares, sin asedio y con garantías de las libertades cívicas del liberado.

“Todos los excarcelados, somos vigilados y perseguidos. En mi caso, a mi casa la marcaron con pintas que dicen plomo, lo que es una amenaza de muerte directa hacia mí y mis familiares”, apuntó Castillo al comparecer en la CPDH. 

Señaló que el Gobierno no es congruente porque mientras el presidente dice una cosa, los simpatizantes del partido gobernante, la Policía y los ministros hacen otra.

“Hablan de paz y de armonía, pero nada de eso. Incluso las garantías que el Gobierno aseguró que había para los exiliados, eso no existe. Ayer (el lunes) se vino de Costa Rica uno que estuvo atrincherado en las  universidades y solo vino a caer preso”, comentó Castillo.

Por su parte otro excarcelado, Pedro Sánchez, dijo que las anomalías son múltiples y no hay seguridad.

“Estoy  excarcelado, pero no liberado. En la calle me siento igual que en el penal La Modelo, sigo sintiéndome preso, mientras Nicaragua no sea libre, yo ni usted ni nadie será libre. De hecho el ambiente es muy pesado. Nos están asediando y siguiendo”, expresó Sánchez.

Carmona señaló que a nivel internacional y específicamente en la Organización de Estados Americanos (OEA), el Gobierno habla de diálogo, pero a lo interno no se observa esa disposición de un diálogo transparente”, por lo que consideró que la Alianza Cívica debe mostrar mayor fortaleza en la mesa de negociaciones.

Familiares de reos: Gobierno irrespeta a testigos en el diálogo

Lester Arcia 

La negativa por parte del Gobierno de cumplir los acuerdos firmados en la mesa del diálogo, que incluyen la liberación de los manifestantes presos, fue rechazada por los familiares de los protestantes, quienes consideraron que se está irrespetando a los testigos en las negociaciones y a los mismos reos.

Daniel Esquivel, esposo de Irlanda Jerez, dijo que con estas acciones el Gobierno no muestra voluntad y que el hecho de haber sacado una contrapropuesta para la liberación de los reos a última hora, demuestran que no tienen poder de decisión. 

Agregó que la libertad de los manifestantes presos no se negocia, puesto que ellos no han cometido delito alguno.

“No es posible que el Gobierno esté jugando con los presos, con Nicaragua, con los que están en el diálogo”, recalcó Esquivel, cuya pareja está en la cárcel La Esperanza desde julio de 2018.

Irlanda Jerez. Archivo/END

Amparo Baltodano, hermana  del manifestante encarcelado Ricardo Baltodano, dijo que es lamentable que no exista voluntad política por parte del Gobierno para proceder a la liberación de los manifestantes presos.

“Juegan con su seguridad y su salud”

“La decisión del Gobierno nos deja un sabor primero de dolor, porque anhelamos la libertad de nuestros presos. Segundo, de impotencia, porque están jugando con su seguridad y su salud, tercero de desconfianza en la voluntad política del Gobierno de resolver la crisis de Nicaragua y esto es grave, porque a pesar de todo, la Alianza Cívica se sentó en la negociación aún sin ninguna garantía de parte del Gobierno”, lamentó la familiar del reo Edgardo Altamirano.

Edwin Carcache Bello, padre del joven Edwin Carcache, dijo que las muestras del Gobierno en la sesión de negociación del pasado lunes son prueba de que es el presidente Daniel Ortega quien debería estar en la mesa. 

“Ellos (los delegados del Gobierno en el diálogo) son simples voceros, eso pone de manifiesto que esas personas no tienen poder de decisión”, apuntó.

Los familiares de manifestantes presos hacen un llamado al Gobierno a reflexionar para que den muestras de voluntad poniendo en primer lugar a Nicaragua, liberando a los manifestantes encarcelados, lo que sería una muestra que abonaría a la paz, según Baltodano, quien ha expresado que su hermano tiene problemas de hipertensión y enfermedades crónicas.