• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) dio a conocer su mensaje pascual este miércoles, en el que exhorta a fortalecer la democracia y construir un país donde se ejerza sin restricciones la libertad de expresión.

En el mensaje publicado en las redes oficiales de la CEN, los obispos señalan que en Nicaragua “continúa el sufrimiento del pueblo nicaragüense, los presos políticos, la falta de respeto a los derechos constitucionales, los refugiados, los asilados, la pobreza, el desempleo, la inseguridad, el conflicto por tierras, entre otros, que evidencian que sin la presencia de Dios que ha puesto su tienda entre nosotros, no tenemos futuro”.

“Estamos llamados a construir el concepto integral de la paz, y en ese sentido, edificar una sociedad donde la paz sea perdurable, justa y coherente con los intereses de todos”, señalan los obispos dirigidos por el cardenal Leopoldo José Brenes.

Los obispos abogan por la independencia de los poderes del Estado, de modo que por ninguna razón, uno prevalezca sobre los otros.

En el mensaje titulado “La alegría Pascual: Clave para leer la historia patria actual”, la CEN hace un llamado a que el Consejo Supremo Electoral (CSE) se renueve para que existan votaciones libres,“de tal manera que sea confiable e independiente, de tal modo que se dé un proceso electoral neutral, imparcial y observado, nacional e internacionalmente”.

“En el caso de la administración de justicia, debe ser absolutamente independiente, imparcial, profesional y éticamente impartida, al margen de los designios políticos, partidarios e ideológicos. “Sin una justicia independiente no hay libertad”, manifiesta la carta.

“Una Nicaragua donde la paz sea el fruto de la justicia” es el último inciso del mensaje que subraya que “en este momento de crisis, los nicaragüenses estamos llamados a establecer acuerdos en materia de justicia que sean duraderos y que se respeten, de tal manera que apoyamos toda iniciativa del diálogo que se haga con buena voluntad”.

La CEN señala que los acuerdos que se están llevando en la mesa del diálogo deben fundamentarse en sentidos éticos y morales, capaces de revelar la historia de la tragedia y el dolor de las víctimas.

“No hemos de olvidar que la verdad y la justicia se besan. Esta es la certeza que debe guiar nuestras búsquedas para nuevos horizontes en Nicaragua”, puntualizan los obispos.

Libertad de expresión

“La libertad de prensa y expresión es fundamental para construir un orden democrático en Nicaragua, un Estado moderno y pluralista”, señalan los obispos de la Iglesia católica nicaragüense, quienes afirman que si no existe libertad de prensa en el país, todas las otras libertades terminarían marchitándose.

La exhortación pascual de los obispos invita a los nicaragüenses en el contexto social actual a que sean capaces de lograr cambios que conduzcan a una visión de mejoría cualitativa.

Estado de Derecho

La Iglesia católica subraya en su mensaje que los nicaragüenses pueden ejercer sus derechos y libertades públicas que están amparadas en la Constitución Política, por lo tanto, “la libertad de la persona no admite, ni condiciones, ni excusas burocráticas”.

Miembros de la Alianza Cívica. Archivo/END

Refiriéndose al tema de la democracia y respeto a la institucionalidad, el mensaje expresa que “la vida del ser humano tiene sentido en el marco de valores, principios e instituciones democráticas”, porque la misma, según la CEN, debe inspirarse en el fortalecimiento de las instituciones y los principios que fundamentan el estado de derecho, que se dividen en “supremacía de la ley, división de poderes y respeto a los derechos humanos, lo cual implica que las estructuras de Gobierno no deben ser un poder arbitrario, ni la oportunidad para repartición de cargos, prebendas y privilegios”.

Tünnermann: Alianza coincide con llamado de obispos

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) está enfocada en cumplir con los puntos planteados por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) este miércoles mediante un mensaje dirigido a la nación, en el que reiteran la necesidad de fortalecer la democracia, la institucionalidad, la justicia y los procesos electorales, indicó Carlos Tünnermann, del equipo negociador de la ACJD.

Doctor Carlos Tünnermann.. Archivo/END

“Ellos hacen una serie de llamamientos importantes que coinciden con las cosas que ha pedido la Alianza Cívica y el pueblo de Nicaragua. Esa carta de los señores obispos es muy oportuna en este momento de las conversaciones que tenemos con el Gobierno”, sostuvo Tünnermann.

“Como dicen los señores obispos, esta vez el nombramiento de los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) debe ser teniendo presente la imparcialidad, transparencia, la honestidad y trayectoria de las personas y no sus lealtades políticas”, añadió.

Mencionó que en el seno de la Alianza “no estamos interesados en puestos públicos, pero queremos que lleguen a esos cargos personas probas, con trayectoria y honorabilidad; nuestro interés es que haya un cambio que pueda permitir al país superar la crisis en la que nos encontramos y de manera perdurable”.

CSE y CSJ

En referencia a lo expresado por los obispos sobre las reformas electorales, Carlos Tünnermann dijo que también coinciden es ese tema.

“Cuando vino el señor Cristóbal Fernández (funcionario de la OEA) para informarnos sobre el trabajo para las reformas electorales, yo me permití recordarle a Fernández, que fue miembro de la misión electoral de la OEA en 2017, que una de las recomendaciones incluidas en el informe final de esa misión es que el CSE está cuestionado, su credibilidad está seriamente cuestionada y que por lo tanto hay que pensar en renovarlo, lo que coincide totalmente con lo que dicen los señores obispos”, sostuvo Tünnermann.

En cuanto a la administración de justicia, los obispos señalaron que “debe ser absolutamente independiente, imparcial, profesional y éticamente impartida, al margen de los designios políticos, partidarios e ideológicos. Sin justicia independiente no hay libertad”.

Además, la CEN destacó que el fortalecimiento de la democracia y la institucionalidad “implica que las estructuras de Gobierno no sean un poder arbitrario ni la oportunidad para la repartición de cargos, prebendas y privilegios”.

Tünnermann afirmó que la Alianza “está totalmente de acuerdo”, con esos planteamientos y reconoció que les espera un momento “difícil” cuando llegue el momento de abordar esos temas con el Gobierno en la mesa de negociación.

“Eso que dicen los señores obispos es parte de la agenda de la negociación. Seguramente será un momento difícil cuando lleguemos a estos puntos, pero nuestra posición es coincidente con lo que están diciendo los obispos”, explicó el miembro de la Alianza.