•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Alianza Cívica mantuvo este jueves que no llamarán a suspender las sanciones contra el gobierno de Nicaragua, y dos de sus representantes en el diálogo explicaron cuáles son los principales efectos que esos castigos tienen en el Estado, que podría estar ante el inicio de una “debacle de asistencia financiera”.

Según Juan Sebastián Chamorro, negociador por la Alianza Cívica, de entrada el gobierno enfrenta una parálisis financiera debido a la liquidación del Bancorp y explicó que también hay un efecto en el programa de inversión pública.

"Es obvia la preocupación y temor del gobierno al tema de la sanciones. Con el deterioro económico y con las sanciones económicas se afecta a toda la economía, incluyendo a empresarios sandinista", sostuvo Chamorro.

Pero ¿cómo están afectando las sanciones al gobierno? Chamorro lo respondió así:

"Cuando tenemos al principal banco del régimen que no puede emitir un cheque y tiene que liquidarse (el Banco Corporativo, Bancorp), allí estamos hablando de que básicamente le cercenás las manos financieras de un instrumento importante como lo es un banco".

Pero Chamorro explicó que "hay un efecto también que afecta al programa de inversiones públicas del gobierno. No es un tipo de restricciones que afecten a la población en su conjunto, obviamente podrán afectar a potenciales contratistas, pero la reducción de flujos financieros de multilaterales afecta la capacidad ejecutora del gobierno, principalmente".

El gobierno no ha informado oficialmente si ha dejado de recibir desembolsos de los organismos financieros multilaterales.

Chamorro dijo que "hemos escuchado de algunos desembolsos menores del Banco Centroamericano, pero básicamente del Banco Mundial y del Banco Interamericano han sido mínimos los desembolsos".

“El gobierno sabe que está solo en lo que podría ser el inicio de una debacle en su flujo de asistencia financiera”, continuó Chamorro.

"Las sanciones, hasta el momento, que se han implementado han sido de carácter individual y eso es lo que los tiene particularmente molestos", valoró Chamorro.

Miembros de la Alianza Cívica 7 Archivo Por su parte, José Pallais, del equipo negociador de la Alianza Cívica, recalcó que "hasta hoy las sanciones que se han aplicado son individuales, la efectividad de las sanciones generales que afecten a la economía no se han realizado, tenemos que concluir que ellos están reaccionando al efecto, al malestar que le ocasionan las sanciones individuales".

Pallais señaló que aún están "por venir las sanciones generales que pudieran aplicarse y por eso nosotros decimos: ‘avancemos en la negociación, firmemos los acuerdos finales, compongamos la situación, volvamos a Nicaragua a la senda del camino de la democracia, la libertad y los derechos’. Esa es la mejor defensa contra las sanciones".

Los integrantes de la Alianza Cívica enfatizaron  que no firmarán en estos momentos ningún llamado a suspender sanciones.

Ese tema lo valorarán, tal como dice el acuerdo de agenda de negociación, hasta el final del proceso.

El pasado martes, el presidente de Nicaragua, criticó a la Alianza Cívica, al llamar a sus miembros “miserias humanas”, ya que, a su criterio, disfrutan de las sanciones que se van imponiendo al gobierno de Nicaragua.

Los miembros de la Alianza Cívica han dicho que las sanciones han sido aplicadas por los propios errores del gobierno en el contexto de la crisis que empezó en abril del año pasado, y han llamado a los funcionarios a resolver la situación respetando los derechos humanos, liberando a los manifestantes, respetando las garantías constitucionales y adelantando las elecciones.