•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Monseñor Silvio Báez dijo en un mensaje grabado que siempre “dio la cara” para exigir la liberación de los periodistas Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora, encarcelados desde el pasado 21 de diciembre y a quienes se les ha suspendido el juicio en tres ocasiones.

El video, que dura menos de dos minutos, Báez lo grabó el domingo en Estados Unidos, un día antes de viajar a Roma, Italia, pero hasta este jueves se da a conocer.

 Lea: Centenares de nicaragüenses en Miami asisten a misa de monseñor Silvio Báez

“Querido Miguel, querida Lucía, yo mañana me voy a Roma, pero antes de irme quiero dejarles, a través de mis palabras, una expresión de mi cariño y de mi admiración por ustedes… Quiero que sepan que he dado la cara por ustedes, que he mencionado sus nombres en público cada que he podido, exigiendo su libertad y siendo una libertad que nunca les debió haber sido arrebatada”, manifestó el religioso en su mensaje a los periodistas.

Báez dejó Nicaragua el pasado 23 de abril. Por unos días estuvo en Miami, Estados Unidos, donde sus familiares, y este martes, 30 de abril, llegó a Roma, Italia.

En el video Báez, además, hizo saber al director del censurado canal 100% Noticas y a su jefa de prensa, que desde su arresto -en diciembre del año pasado- han estado en sus oraciones y, aunque ignoraba cuándo el mensaje podría ser entregado, el sacerdote manifestó que “siempre han estado en mi corazón”.

 De interés: Monseñor Silvio Báez: “de las heridas saldrá una mejor Nicaragua”

Las palabras de monseñor Silvio Báez se grabaron el mismo día que ofreció una misa en la iglesia católica de Saint Agatha, en Miami, ante cientos de nicaragüenses que asistieron a la última celebración religiosa del obispo en continente americano.

“Me ha dolido profundamente lo que este régimen ha hecho por ustedes, he exigido constantemente que les respeten su dignidad y que les sea devuelta la libertad de los hijos de Dios, le pido al Señor que muy pronto estén libres y ojalá que en una Nicaragua como ustedes y yo la soñamos”, finalizó el mensaje de monseñor Báez.

Durante su ministerio de 10 años en Nicaragua, el obispo se convirtió en un influyente personaje en este país.

 Además: Silvio Báez: "me voy con el corazón hecho pedazos"

En 2018 formó parte de la delegación de la iglesia católica que estuvo como testigo del fallido diálogo nacional, que buscaban una solución a la crisis política de Nicaragua.

El 9 de julio pasado resultó herido durante un ataque que simpatizantes sandinistas realizaron contra jerarcas de la iglesia católica, entre ellos el cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag, en la basílica de San Sebastián, en la ciudad de Diriamba, Carazo.