•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

 Algunas personas realizaron pintas con colores azul y blanco en muchos lugares del municipio La Trinidad, en Estelí, en protesta contra el Gobierno de Nicaragua.

Asimismo hubo mensajes que colocaron en lugares públicos pidiendo la libertad a las personas que han sido detenidas en el marco de las protestas antigubernamentales.

También se hizo pintas en los pilares de un puente que está en la salida norte de la localidad colocaron mensajes como “Treinta de mayo libertad”.

La CIDH han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por 325 muertos. Máximo Rugama/END

Las pintas destacan en muchos lugares del municipio, los pobladores no han dejado inadvertido los colores que son símbolos de protesta.

 Otros zonas donde han sido pintados con mensajes azul y blanco son  el parque y en un área donde funciona la casa de cultura del municipio de La Trinidad.

Estas pintas han aparecido el dos y el tres de mayo. Este tres de mayo se conmemora el día internacional de la libertad de prensa, misma que muchos consideran ha sido vulnerada en los medios de comunicación.

Desde que iniciaron las protestas en abril de 2018, los nicaragüenses han realizado una serie de iniciativas, en las que sobresalen el uso de globos azul y blanco, cadenas humanas y marchas con todo tipo de nombre.

Las pintas destacan en muchos lugares del municipio. Máximo Rugama/END

Los globos azul y blanco ha destacado en varias ciudades, se caracterizan por llevar frases como “Patria libre y vivir”, o “Dios está con su pueblo”.

La forma de protesta se ha popularizado debido a que la Policía Nacional desde septiembre del año pasado prohibió cualquier tipo de manifestación antigubernamental y amenazó con encarcelar a los organizadores.

Nicaragua cumple un año de crisis socio política, la CIDH han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por 325 muertos.

El Gobierno de Nicaragua ha rechazado todas las acusaciones, reconoce solo 199 muertos y sostiene que se trata de un "intento de golpe de Estado".

La crisis ha dejado grandes pérdidas económicas, miles de empleos perdidos, cientos de heridos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio e intimidación por haber participado en las protestas antigubernamentales, de acuerdo con organismo de derechos humanos.