•  |
  •  |
  • END

Luego de hacerse público el primer caso de gripe AH1N1 en Nicaragua, muchas personas se alistan a comprar sus mascarillas, mientras algunas farmacias no cuentan con ellas por el desabastecimiento en las distribuidoras. Éstas alegan una reducción en la importación de las mismas por el IVA que les aplica el gobierno al pasar por aduanas.

Un sondeo realizado por EL NUEVO DIARIO en diferentes farmacias capitalinas, demostró que parece que ésta no previeron la llegada del virus de influenza humana al país.

Reyna Díaz, de la Farmacia Belén, ubicada en el mercado “Roberto Huembes”, argumentó que la administración de la farmacia no había comprado mascarillas porque según las distribuidoras no tenían reservas. “El doctor mandó a pedir el viernes y le dijeron que no tenían”, aseguró Díaz, quien en su mostrador no cuenta con ninguna unidad.

Otra de las visitadas fue Farmataxi, donde la joven que despacha aseguró que cuenta con reservas, pero que no están a la venta del público por órdenes del gerente. “La verdad, sí tenemos, pero la jefa ordenó que no las vendiéramos porque las tenemos de reserva”, comentó la joven nerviosa.

Doña Carmen Flores, gerente de la populosa Farmacia Conny, aseguró que ayer las ventas de mascarillas habían aumentado, pero admitió no contar con las reservas suficientes para abastecer a su numerosa clientela. “Nosotros las tenemos a tres córdobas”, rectificó Flores, al identificarnos como EL NUEVO DIARIO, cuando antes nos había ofrecido en cuatro córdobas las mascarillas.

Flores expresó que en bodega sólo cuentan con 200 mascarillas, y que sólo hoy habían llegado al menos 100 personas a comprarlas. Farmacia Conny vende la caja de mascarillas a 150 córdobas, al igual que la Farmacia Managua, ubicada en el Centro Comercial Managua, propiedad de don Alberto Lacayo, quien aseguró contar con las reservas suficientes, y sugirió a la población no comprarles a los que se aprovechan de las necesidades.

“Boicoteen a los que venden caro, no les compren porque se aprovechan”, sugirió Lacayo, quien comercializa dos tipos de mascarillas: unas a tres córdobas y otras a seis, de tipo N-95 de mejor calidad.

Mascarilla + IVA

Vicente Rivas, Gerente de Ventas de Medicina Nicaragüense S.A., Medinic, aseguró que cuentan con 500 mil unidades en bodega y que están preparados para enfrentar cualquier brote de la influenza. Medinic comercializa la caja de mascarillas a 150 córdobas al igual que las farmacias, cuando antes del “gobierno de los pobres” costaban 110 córdobas.

“Nosotros mandamos a pedir otro cargamento aéreo de emergencia y estamos preparados para cualquier brote”, manifestó Rivas, quien dijo que al importar las mascarillas, la aduana les cobra el 15% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) desde antes que se anunciara la alerta mundial de la influenza humana.

“A partir del nuevo gobierno, se le orientó a las aduanas aplicar el IVA a los productos médicos para recaudar más impuestos. Claro, a mayor ingreso de mercadería, mayor recaudación de la aduana, pero el 15% lo recarga directamente a la población”, dijo Rivas.

Rivas sugirió al presidente Ortega crear un decreto que elimine los impuestos a los productos médicos que estos días son de suma importancia a la población. “Esto no debería ser así, porque si es un gobierno que piensa en función de la salud, debe ordenar que las aduanas no cobren el impuesto”, manifestó Rivas. Comentó también que el impuesto es aplicable hasta para las mascarillas quirúrgicas que utilizan los doctores.