•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Vladimir Miranda, abogado del manifestante excarcelado Carlos Silva, conocido popularmente como “el basquetbolista”, denunció esta mañana al salir de la subestación policial de San Judas, que los derechos de los excarcelados están siendo vulnerados y que están en riesgo de volver a caer presos por la acusación que le haga cualquier persona.

Silva fue citado este sábado en la subestación de San Judas, por supuestas amenazas de muerte contra un hombre conocido solamente como Geovanny, al que le cobró 200 dólares, dinero que le debe desde hace más de un año.

Dijo que desde abril del año pasado le prestó dinero a un sujeto y no le ha pagado, pero él siempre le cobraba a su hermano Geovanny, porque fue quien se lo recomendó, dado que el deudor se desapareció del barrio.

Aun estando en la cárcel, le pedía a su mamá que le fuera a cobrar el dinero, porque lo necesitaban, pero no se lo pagaron.

Ahora que está excarcelado, sin trabajo y con más necesidades, empezó a cobrarle nuevamente a Geovanny,  éste lo acusó de supuestas amenazas de muerte.

“Yo reconozco que también lo trate mal, pues esa persona se fue a la subestación a poner una denuncia porque dice que yo lo amenaza de muerte”, denunció Silva.

Los familiares de Silva temen que casos así sean mezclados con política y que más adelante puedan perjudicar al basquetbolista.

Carlos Silva, manifestantes conocido como El Basquebolista. Archivo/END

“Quiero pensar que esto es algo personal y que se trata de personas sinvergüenzas que no quieren pagar, que se están aprovechando de mi situación para que yo no tenga derecho de cobrar mi dinero”, aunque “tengo un poco de temor porque tienen un familiar que es policía y eso tiene influencia”, manifestó Silva.

Se aprovechan por sus condiciones

Por su parte el abogado Miranda, dijo, “la verdad es que este es un problema personal, pero como las personas saben las condiciones de Carlos en estos momentos se están aprovechando. También, saben que es fácil llegar  mentir a la Policía y decir que Carlos Silva me amenazó de muerte, inmediatamente la Policía dice: el terrorista, entonces le creen”.

La cita la llegaron a dejar agentes policiales a eso de las 8:00 de la noche, ayer viernes a su casa. Carlos inmediatamente pensó que lo llegaban a detener otra vez.

“Por la experiencia que tengo, yo le aseguro que si hubiese sido alguien común, la Policía le dice simple y sencillamente a la supuesta víctima que le haga llegar la cita el mismo, pero como se trata de un preso político, hay tiempo, recueros, medios y disponibilidad de aclarar el caso”, señaló Miranda.

El abogado, añadió que los excarcelados siguen siendo asediados de una u otra manera y que sus derechos están siendo violentados.

“No es que él (Carlos) no tenga derecho de pedir su dinero, sino es que ya vemos lo que pasó por cobrar, lo acusaron de amenazas de muerte, más con la influencia que tiene a un familiar que es oficial y lo pudimos ver hoy que llegamos a la subestación, entró de civil y se dirigió al subcomisionado, esa es una manera de intimidar, de decirle a los excarcelados: te estamos vigilando”, indicó.

Carlos Silva es citado por la policía de Nicaragua. Óscar Sánchez/ENDLuego de haber llegado a una mediación y aclarar que dichas acusaciones son falsas, Silva, decidió no seguir cobrando el dinero que le deben.

“Estas personas buscan como hacerme daño, que me sienta amenazado, prefiero no cobrar el dinero antes que se haga político. Yo no tengo derecho de expresarme libremente, no tengo derecho a protestar de ir a marchas, tampoco tengo derecho de cobrar el dinero que me gane con el sudor de mi frente durante 14 años”, lamentó el basquetbolista.

Este temor, considera Miranda que esta infundado por los 55 días que Carlos Silva pasó en El Chipote sin causa alguna, además de los 132 día en La Modelo y que no quiere volver a repetir.

Este próximo lunes 6 de mayo, Carlos Silva debe presentarse a los juzgados de Managua, pues las autoridades han solicitado un incremento a la condena ya establecida de dos años.

“El lunes estamos citado para una apelación que hizo la Fiscalía, en donde argumentan que la condena que le dio la juez no es suficiente, entonces vamos a ver que sucede porque tenemos entendido que con las cuestiones de los procesos de diálogo, los juicios están siendo suspendidos, pero hasta el momento no se nos ha notificado lo contrario”, agreó Miranda.