•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Cientos de nicaragüenses participaron la mañana de este domingo en la gran peregrinación a la Montaña de la Paz, donde está instalada la Santa Cruz con la imagen la virgen de Guadalupe en el Cerro Apante en la ciudad de Matagalpa.

La denominada peregrinación por por la justicia y la paz fue encabezada por monseñor Rolando Álvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa.

A la actividad se unieron varios jóvenes, quienes llevaban banderas de Nicaragua y fotografías de manifestantes presos, como una forma de protesta contra el Gobierno de Nicaragua y para demandar su libertad.

Las protestas en Nicaragua están prohibidas desde septiembre del año pasado, cuando la Policía amenazó con encarcelar a todas las personas que organicen y participen en cualquier tipo de manifestación contra el Gobierno.

Desde que la policía prohibió las protestas los nicaragüenses se las han ingeniado para aprovechar actividades multitudinarias y de esa manera manifestar su rechazo hacia el actual Gobierno.

Monseñor Rolando  Álvarez encabeza la peregrinación en Matagalpa / Cortesía La peregrinación a la Montaña de la Paz inició al finalizar la eucaristía de este domingo en la catedral de Matagalpa y partió acompañada de cantos dedicados a la virgen María y oraciones.

Varios de los feligreses hicieron el recorrido arrodillados como una forma de pagar promesas y pedir milagros. 

Al llegar a Santa Cruz con la imagen la virgen de Guadalupe todos los participantes se arrodillaron para clamar por la libertad de Nicaragua y pedir por las víctimas que ha dejado la crisis de Nicaragua.

La Santa Cruz está en el cerro Apante y tiene una altura de 33 metros, con el distintivo de que tiene la imagen de la Virgen de Guadalupe. 

Nicaragua vive una crisis desde el 18 de abril del año pasado que ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos, cientos de encarcelados  y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio e intimidación por haber participado en las protestas antigubernamentales.