•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las reprogramaciones de juicios y la presentación de acusaciones contra manifestantes opositores en Managua y Masaya la semana pasada significa el recrudecimiento de la represión contra quienes han participado en las protestas antigubernamentales, explicaron representantes de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

“La etapa de recrudecimiento abarca a quienes han sido excarcelados. Solo en un día la CPDH reportó la captura de cinco reos que  habían salido de la cárcel”, señala el abogado Julio Montenegro, de la CPDH.

Julio Montenegro. Archivo/END

En declaraciones a El Nuevo Diario, Montenegro señaló como el caso más emblemático, el del manifestante recapturado Leonardo Navarrete, quien la mañana del sábado fue detenido en su casa por cuarta vez.

Nuevas acusaciones

En Managua, el 1 de mayo, en los juzgados de Managua, la Fiscalía presentó acusación contra el periodista Marlon Powel Sánchez y otros cuatro ciudadanos originarios de Masaya, a quienes acusó por terrorismo.

Los otros acusados son: Humberto Pérez Cabrera, Felipe Vásquez Hondoy, Emmanuel Arias Martínez y Francisco Navas Galán, a quienes la jueza Karen Chavarría les dictó prisión preventiva y programó audiencia inicial para el próximo 13 de mayo.

Mientras tanto, en Masaya, la jueza Distrito Penal de Audiencia, Claudia Munguía Payán, dio por aceptada una polémica admisión de hecho por parte de los hermanos Bismarck y José  López Sánchez, a quienes la Fiscalía les imputó el delito de fabricación, tráfico y tenencia de armas restringidas.

En la acusación, que también va enderezada contra Ariel Geovanny Flores, la Fiscalía les atribuye a los tres acusados fabricar y lanzar bombas de contacto en la ciudad de Masaya.

Durante la audiencia preliminar, la abogada defensora (privada), Anayancy Sacasa Alejos, pidió la palabra para decirle a la judicial que sus clientes se declararían culpables del delito imputado por la  Fiscalía.

Bismarck López Sánchez, al declarase culpable ante la jueza Claudia Munguía, expresó lo siguiente: “Yo tenía los vasos (de colado de frutas utilizados para hacer las bombas), pero yo no fabriqué las bombas”, quitándole la veracidad a la admisión de hechos, requisito que exige el artículo 271 del Código Procesal Penal (CPP).

La jueza Claudia Munguía ha programado la lectura de sentencia para los hermanos López Sánchez para el próximo martes 7 de mayo a las 9:00 a.m.

Reprograman juicios

La semana pasada, dos jueces de Managua reprogramaron los juicios para los periodistas Miguel Mora, Lucía Pineda y para el líder estudiantil, Edwin Carcache.

A Miguel Mora y Lucía  Pineda, acusados de promover el odio en la modalidad de “preposición e instigación, “el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de la capital, Edgard Altamirano, les reprogramó el juicio para el próximo 24 de mayo.

Lucía  Pineda y  Miguel Mora. Archivo/END

Mientras  que  para el líder  estudiantil Edwin Carcache, Jefferson Padilla Rivera, Andrés Jonathan Lacayo, Carlos Lacayo Velásquez y Óscar Danilo Rosales, en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio les fue reprogramado el juicio para el 31 de mayo.