• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Nicaragua invirtió US$17.6 millones en importaciones de productos de uso veterinario en el primer bimestre de 2019, una cifra inferior en 21% a la del mismo período de 2018, cuando el monto invertido fue de US$22.3 millones, de acuerdo con cifras publicadas en el sitio web del Banco Central.

En enero de este año, con respecto al mismo mes de 2018, fue cuando más cayó la inversión en la compra de productos veterinarios en el exterior. En este mes se desplomaron hasta en un 37%.

Menos medicamentos

De acuerdo con los datos del BCN, las importaciones de medicamentos de uso veterinario registraron un descenso de 18.8% y 16.6% en enero y febrero, respectivamente.

El presidente de la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos (Anapa), Alfredo Vélez, aseveró que la caída en la producción de las importaciones de esos productos es el reflejo de la caída de la producción en los sectores económicos del país, como es el caso de la producción avícola. Todo ello se debe además a la recesión económica que atraviesa Nicaragua.

“Obviamente, los medicamentos, las vacunas sobre todo, le dan una fortaleza a los animales contra las enfermedades. Estos son como los seres humanos. Las vacunas hay que ponérselas, cueste lo que cueste, porque es un mecanismo de defensa. En ave no hay alternativas, la vacuna es clave”, explicó el empresario.

Señaló que hay otros medicamentos para los animales que hay que tenerlos disponibles para cualquier emergencia. “Así como les da catarrito a los niños y se debe tener algunos medicamentos, también se debe tener medicamento para las aves, porque si no, se puede reducir fuertemente la producción”, aseveró Velez.

Pero el presidente de Anapa dijo que en las condiciones actuales del país, “cada productor está comprando la cantidad de medicamentos que necesita, pero lo que pasa es que hay una menor producción y eso provoca menor volumen” en las importaciones.

Contenido exclusivo: Empresa española ve difícil seguir en Nicaragua

Según el Banco Central, en febrero de este año se importaron 99.3 toneladas de medicamentos veterinarios, mientras que en el mismo mes de 2018 se habían importado 149.4 toneladas. Eso quiere decir que en ese mes, el volumen de esos productos descendió 33.6%.

El presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), Álvaro Vargas, coincide con Vargas.

Vargas advirtió que en los últimos meses, los productos veterinarios también han sufrido un fuerte incremento, por lo que prevé que los ganaderos dejarán de adquirirlos y las importaciones desciendan más.

Otro producto de uso veterinario que experimentó un descenso considerable en el mes de febrero fue el de “preparaciones para alimentación de animales”, cuya baja fue de 27.8%.

Aunque cabe decir que en enero el valor de las importaciones de “preparaciones para alimentación de animales” había registrado un incremento de 12.6%, en el valor acumulado de enero-febrero 2019 experimentó un decrecimiento de 10.6%.

Según el representante de los ganaderos, Vargas, la caída de las importaciones de productos para uso veterinario “tendrá un efecto en la productividad de la ganadería del país”.

“Los productores no están aplicando sus protocolos sanitarios correctamente, porque no tienen los recursos suficientes para hacerlo”, explicó.

El productor ganadero señaló que la caída de las importaciones también podría provocar un encarecimiento de suplementos alimenticios como sales y minerales. “Estos son importantes para la fertilidad del hato ganadero”, alertó Vargas.