José Luis González
  •   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

El Secretario del Sindicato de Trabajadores de la Alcaldía en León (Sitradel), Octavio Ramón Hernández, solicitó al edil Manuel Calderón que no tenga temor en decirle a la población que el endeudamiento que tiene la comuna con el INSS, supera los 30 millones de córdobas.

Se trata de una deuda antigua heredada por los ex ediles Luis Felipe Pérez y Rigoberto Sampson Granera, que suman 18 millones de córdobas, que con los intereses comunes y moratorios asciende a 33 millones de córdobas. Además de la deuda de siete millones heredada por el ex edil Tránsito Téllez, de los cuales únicamente se han pagado cuatro millones.

Esta situación que enfrenta la municipalidad está ocasionando retrasos en el pago de salarios de los trabajadores, falta de entrega de colillas del INSS, así como que no haya adquisición de equipos y materiales para los obreros que se dedican la recolección de desechos sólidos.

Según el edil Calderón, desde hace cinco meses la municipalidad entró en negociaciones con el INSS, y aseguró que entablaron negociaciones con los dos sindicatos de la alcaldía
Pero Manuel Vanegas, Secretario de Finanzas en Sitradel, dice que “el señor Calderón se comprometió en entregar las colillas a los trabajadores, y después de cinco meses de administración no tenemos respuestas, hay más de 60 trabajadores con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas y compañeros con otras dolencias que necesitan ser atendidos en las Clínicas Previsionales, y estas empresas médicas han sido pacientes en atender a nuestros compañeros sin presentar colillas del INSS”.