•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El senador republicano de Estados Unidos, Marco Rubio, acusó al gobierno de Nicaragua de negociar durante la crisis para “ganar tiempo” y “debilitar a la oposición”.

Rubio se refirió al tema al exponer la situación que se vive en América Latina, que ha generado la atención de la prensa mundial.

“En Nicaragua, donde hemos visto un desafío directo contra quienes no están de acuerdo con el partido gobernante, utilizan una de las formas que los totalitarios de todo el mundo han perfeccionado, es el uso de negociaciones para ganar tiempo y agotar a la oposición. Pero, obviamente, los titulares hablan de la catástrofe, para no usar otro término, de lo que ahora vemos en Venezuela”, dijo Rubio.

Este senador republicano ha sido uno de los más activos en Estados Unidos durante las crisis en Nicaragua y Venezuela, criticando a los gobiernos, demandando democracia e impulsando leyes que sancionen a funcionarios.

El senador Marco Rubio, un crítico de los gobiernos en Nicaragua, Cuba y Venezuela. Archivo/END

Rubio se refirió a lo que sucede en América Latina, en especial en Venezuela, Cuba y Nicaragua, al recibir el pasado 7 de mayo el Premio del Presidente del Consejo de las Américas por su liderazgo en el Hemisferio Occidental, durante la 49ª Conferencia de Washington sobre las Américas, en el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Caso Nicaragua

En los últimos meses, Rubio también ha comentado sobre la crisis en Nicaragua y ha dicho que sigue de cerca el diálogo.

“Estoy al tanto de las negociaciones entre la Alianza Cívica y el régimen de (Daniel) Ortega y (Rosario) Murillo en Nicaragua. La comunidad internacional debe exigir que se cumplan las siguientes condiciones para un diálogo sensato y productivo”, indicó Rubio el pasado 28 de marzo.

Para Rubio, la comunidad internacional debe exigir al gobierno de Nicaragua cinco condiciones para garantizar el éxito en el diálogo.

Esas condiciones planteadas por Rubio son libertad incondicional e inmediata de todos los manifestantes presos; la libertad de expresión y movilización; garantías de seguridad para el retorno de exiliados; el desarme de grupos paramilitares y la garantía de elecciones adelantadas que sean libres e incluyentes.

Caso Venezuela

Al analizar la situación de la crisis venezolana, Rubio sostuvo que “hay un par de personas, incluido (Nicolás) Maduro” que les gustaría ver a Venezuela transitando hacia el sistema de vida cubano.

Para Rubio, en Venezuela la administración de Maduro sigue unida por dos motivos: el deseo de los funcionarios de seguir en el poder, para así usarlo en la protección de sus familias, garantizar su seguridad y mantener “los millones de dólares que se han robado”.

A continuación, Rubio expresó que, en todo caso, “la mayoría de personas” no quiere el comunismo.

La Alianza Cívica mantiene un diálogo con el gobierno de Nicaragua. Archivo/END

Por otro lado, Rubio se declaró a favor de la “desobediencia civil”, de la cual dijo que “pierde todas las batallas, excepto la última” y remarcó diciendo que en esta ocasión, en América Latina “no será diferente”.

“Esto se trata de una transición a la democracia”, sostuvo Rubio, quien abordó lo que sucede en América Latina, aunque centró su discurso en la situación de Venezuela.