Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

Este domingo 31 de mayo, se rindió ante la muerte el profesor Julio César Hernández Solórzano. Sus restos fueron sepultados el martes en el Cementerio General, después de oficiarse una misa en la iglesia de El Carmen.

Sus restos fueron velados en la funeraria Don Bosco, donde desfilaron amigos, familiares y ex alumnos que tuvo el profesor, pues parte de su vida la dedicó a la docencia.

El profesor Hernández también ocupó cargos públicos en los años 60, como fue el Banco de la Vivienda. Según dijeron familiares, don Julio fue la persona que le ponía los nombres con designaciones patrióticas a las diversas colonias que se construyeron en Managua entre los 60 y 70.

También laboró en el INCEI y en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público. En tiempos de la Administración de Arnoldo Alemán, laboró en la vicepresidencia con el ingeniero Enrique Bolaños.

Fue un hombre de hogar, muy apreciado por sus alumnos a quienes siempre les ayudó cuando lo buscaban. Tanto ellos como sus hijos, Julio Ricardo y Martín Hernández, como sus nietos Pablo, Emilio, Lola, Natalia y Alex sienten profundamente su partida. Que descanse en paz.