• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El integrante del equipo negociador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Juan Sebastián Chamorro dijo este jueves que no abandonará la mesa de negociación con el gobierno, pese a una campaña en su contra por respaldar con su firma una solicitud para que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) deje de financiar a la Policía Nacional.

"Que se le quite el financiamiento a la Policía Nacional en nada afecta a las familias nicaragüenses, en nada afecta a los más pobres, en nada afecta el bienestar. Les afecta su capacidad represiva y por eso es que están molestos", dijo Chamorro a El Nuevo Diario.

Explicó que el BCIE es una institución "diseñada para promover el desarrollo, la reducción de la pobreza y no es correcto que se preste para financiar el apertrechamiento, el financiamiento a una organización que está sindicada como criminal, como una organización que ha cometido crímenes, contra la ciudadanía, una situación que ha quedado demostrada"

"Hay argumentos que son importantes", precisó Chamorro, "los mismos documentos de las licitaciones estandar públicas del BCIE, en su capítulo cinco, dicen algunas prácticas prohibidas para los beneficiarios de los fondos e incluye prácticas coercitivas", añadió.

Enfatizó que "la petición es bastante puntual al decir que, al ser la Policía una entidad coercitiva, no debería entonces ser beneficiada con fondos".

Dijo que en su "carácter personal" respaldó la solicitud, "pero los miembros de la Alianza comparten este sentimiento".

"No es una campaña oficial de la Alianza Cívica, es algo que surgió y la han suscrito miles de personas. Lo que yo hice fue suscribirme a esa petición porque creo en ella. Hay más de 4,000 personas que han suscrito esto. Es una iniciativa de orden espontáneo y popular", expresó.

Chamorro dijo que no saben “de cuánto es el fondo (del BCIE para la Policía), pero si van a comprar camionetas, debe ser bastante plata".

Los opositores califican como represora a la Policía de Nicaragua. Archivo/END

Un grupo de nicaragüenses promueve la recolección de firmas para pedir al BCIE que no financie un programa a la Policía Nacional, que es considerada como una institución represiva.

La iniciativa se impulsa en el sitio change.org y se presentará próximamente a los gobernadores del BCIE.

Esta medida surgió luego de que el BCIE publicara una licitación para financiar a la Policía Nacional de Nicaragua.

Chamorro afirma que respalda la recolecta de firmas, lo que ha generado una campaña en su contra.

NO DEJARÁ MESA DE NEGOCIACIÓN

El negociador por la Alianza Cívica dijo que hay una campaña pidiendo su salida de la mesa de negociación con el gobierno.

"Les arde que en la mesa de negociación les digamos esas cosas. Eso es lo que justifica la campaña en mi contra. Están molestos porque uno toma decisiones y se pronuncia. Es inaceptable que un organismo como el Banco Centroamericano de Integración Económica se preste a financiar a la Policía", valoró.

Los miembros de la Alianza Cívica. Archivo/END

Sostuvo que no dejará la mesa de negociaciones, "mucho menos ahora. Está quedando claro que les molesta que le digan las cosas en su cara", recalcó.

"Me montaron una campaña, supuesta campaña en la misma plataforma, para pedir mi salida de la mesa de negociación y estoy más convencido de la importancia de estar allí denunciando a un gobierno que comete violaciones a los derechos humanos", enfatizó.

Reconoció que "la solicitud de apartarme de las mesa es una represalia por las posiciones que uno toma".

Pero "no por estar negociando en la mesa, voy a dejar de plantear mis posiciones respecto a situaciones que considere incorrectas”, mantuvo.

“En la misma mesa lo dije y lo reitero, es un error financiar a la Policía Nacional, porque es una organización que ha reprimido y continúa reprimiendo al pueblo, por supuesto que se lo dije a la delegación del gobierno", aseguró Chamorro.