•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicarao, el sistema electrónico en el que se registran todos los expedientes y escritos correspondientes a los procesos judiciales, ahora no está ofreciendo información actualizada  de los procesos judiciales, afirman abogados de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), quienes señalan que la falta de información ocurre  especialmente en los casos de presos políticos, lo que significa una violación al derecho a la defensa de estos reos.

Según la CPDH, se suponía que  Nicarao era un sistema avanzado para mantener electrónicamente informados a los abogados y las personas procesadas, pero ahora no se actualiza la información de casos judiciales de manifestantes presos, lo que levanta sospechas  de que el sistema no es actualizado intencionalmente. A veces ha sucedido que han transcurrido días de haberse realizado algunas actuaciones judiciales, pero estas no aparecen reflejadas en el sistema.

 María Oviedo, perteneciente al equipo de defensores de CPDH, denunció que en los casos de presos políticos, la información de las actuaciones no son subidas, impidiendo conocer sobre audiencias, procesos y la información de los casos.

“Se está violando el derecho constitucional y las normas de procedimientos”, dijo la doctora Oviedo, lo que considera un grave precedente en la administración de justicia en Nicaragua.

Destacó que en tres casos que involucra a aproximadamente 15 personas, llevados por CPDH, no se pudo conocer sobre las audiencias realizadas en el feriado del 1 de mayo, por lo que como abogada no puede ver la información de los casos, ni cuándo se dará continuidad.

“Se está impidiendo que conozcamos sobre los casos y tampoco se notifica, por lo cual, los procesos se hacen sin la respectiva representación legal del abogado”, comentó la doctora Oviedo, quien tendrá que solicitar al judicial copia de las actuaciones realizadas el pasado 1 de mayo.

Desinformación

La abogada dijo que ya el sistema había presentado fallas y cuando se trata de ver el archivo, este no abre, pero en algunos casos de presos políticos no existe ningún registro.

Situación similar enfrentó la doctora Leyla Prado, que en el caso de apelación de Róger Alexander Espinoza Méndez, de Tipitapa, la fecha de la audiencia no apareció en el Sistema Nicarao y no se notificó a la dirección ya determinada. Pero la audiencia de apelación se hizo sin reportarse la información al respecto.

Cuando la doctora Prado pidió explicación al juez, este simplemente le dijo que estaba en la tabla de anuncios del juzgado, algo que se hizo un día anterior a la audiencia, cuando el plazo es de 48 horas.

Sin defensas

“En la audiencia de apelación solo estaba el representante del Ministerio Público, y sin la defensa del procesado, el juez solo confirmó la condena de 1 año de prisión y 100 días multa”, informó  la doctora Prado.

El doctor Julio Montenegro, comentó que también le ha pasado en varios casos de presos políticos y recordó que los representantes del Poder Judicial anunciaron en una ocasión que el Sistema Nicarao era una inversión millonaria para la actualización y tecnificación de los juzgados.

“Pero vemos que no es infalible a como se anunció”, dijo Montenegro, tras agregar que la situación representa un grave problema de confiabilidad en la información que brinda o deja de brindar el Poder Judicial, para los aproximadamente 30,000 abogados litigantes del país y con esa deficiencia hay una violación al derecho a la defensa.

El 30 de julio de 2008, el entonces magistrado Rafael Solís Cerda anunció desde los juzgados de Managua la incorporación a Internet del sistema informático del nuevo modelo de gestión judicial conocido como el Sistema Nicarao, a través de la página web www.poderjudicial.gob.ni.

La incorporación del sistema a Internet se esperaba que facilitara el trabajo de los profesionales del derecho, abriendo las puertas de la información sobre los juicios a toda la ciudadanía, que desde cualquier computadora conectada a Internet tendría acceso para conocer el estado de su causa, lo que en la práctica no está resultando así.