•  |
  •  |
  • END

La Policía Nacional continúa realizando allanamientos contra viviendas y negocios, además de detenciones de presuntos sospechosos, como parte del proceso investigativo para encontrar a los responsables del asalto contra la empresa Petronic, ocurrido el pasado 29 de mayo, de donde se llevaron más de un millón de córdobas. Agentes de la Dirección de Auxilio Judicial y de las fuerzas antidisturbios cayeron sobre un negocio propiedad del señor Denis Antonio García, ubicado en el Mercado Oriental, a quien los agentes se llevaron retenido para realizar las indagaciones correspondientes.

La Policía, según confirmaron agentes que ejecutaron la acción, estaba buscando las armas que utilizó el grupo de delincuentes que, con mucha precisión, asaltaron Petronic, de donde se llevaron el millonario botín.

“Estaban verificando una información sobre posibles armas”, dijo la comisionada mayor Vilma Reyes, Directora de la División de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

García fue llevado a la Dirección de Auxilio Judicial, y según la comisionada Reyes, es hermano “de uno de los que está implicado” en la acción delictiva. Detalló que se le hará la entrevista respectiva, y “si no hay nada, lo dejan libre”.

La funcionaria policial confirmó que el joven Augusto César Rivas Torres está detenido en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, a pesar de que Denis Ramos, Juez de Distrito Penal de Diriamba, ordenó su libertad, luego de que el Ministerio Público no presentó una acusación bien fundamentada.

“Sí, pero se le mejoró la acusación y entonces la aceptaron y lo tenemos detenido”, confirmó la comisionada mayor Reyes, quien reconoció que Rivas Torres es la única persona que se encuentra en la DAJ, en calidad de
detenido.

“Está reconocido y bien reconocido”, señaló Reyes, sin que se conozca cuándo el Ministerio Público interpondrá la acusación.

Denuncian arbitrariedades

Por su parte, la defensa de Augusto César Rivera Torres interpondrá un recurso de Exhibición Personal, ya que las autoridades policiales no acataron la orden de liberar al detenido, y hasta el momento no le han explicado por qué lo mantienen en detención carcelaria, algo que también denunciarán en Asuntos Internos.

Uriel Pineda, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, comentó que la familia del indagado denunció diversas arbitrariedades en la detención e investigación de Rivera. Sobre la audiencia preliminar del lunes, en que el judicial dio la libertad al acusado sin que las autoridades policiales la acataran, Pineda explicó que con el rechazo de la acusación, el indagado no estaba exento de un proceso, y si bien es cierto que el Ministerio Público tiene el deber de ordenar y presentar nuevamente la acusación, es arbitrario que la Policía no cumpla un mandato judicial.

“La Policía debió liberar al indagado, y cuando la acusación estuviera formulada tenía que capturarlo nuevamente. Eso dicta la ley. De no ser así, están cometiendo otra arbitrariedad en el caso”, enfatizó Pineda.