•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El 18 de junio es la "fecha fatal" para el diálogo entre el gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), ya que si el Ejecutivo no cumple con la liberación de los manifestantes, como se acordó en marzo, ya no habría mesa de negociación, indicó esta mañana el negociador opositor, José Pallais.

Justamente el 18 de junio vencerá el plazo de 90 días establecido por el propio gobierno para liberar a los pobladores apresados en el marco de las protestas antigubernamentales, iniciadas en abril de 2018.

Proceder con esa liberación es un acuerdo firmado el pasado 27 de marzo en la mesa de negociaciones con el gobierno, en la cual estaban como testigos un representante de la OEA y el Nuncio Apostólico.

El compromiso es liberar a 232 presos que están en una lista conciliada entre ambas partes.

"Es que si no se cumple eso, pues sería más que evidente que no hay ninguna voluntad de cumplir, esa es una fecha fatal que ellos mismos se impusieron. Ya incumpliendo eso el 18 de junio, algo en lo que ellos se comprometieron, ese incumplimiento significaría que el gobierno pateó la mesa", expresó Pallais esta mañana.

El integrante del equipo negociador de la Alianza Cívica recalcó en que "esa es una fecha fatal. Ese es el plazo máximo que el mismo gobierno se impuso".

Está acordado que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) participe en ese proceso de liberación como institución  facilitadora.

La CICR comunicó esta semana que está lista para eso proceso y solo espera la orientación del gobierno.

Mientra tanto, el equipo de la Alianza Cívica continuará en la mesa de negociación tratando de acelerar los tiempos para que el gobierno cumpla y procurar avanzar en otros temas, como la reforma electoral, la justicia y reparación para las familias víctimas de la violencia en el marco de las protestas antigubernamentales, explicó Pallais.

Respecto a las declaraciones de uno de los voceros del gobierno en la mesa de negoción, que ha dicho que la Alianza "está dividida", Pallais dijo que "ya no hayan qué inventar".

"Ya no hayan ni qué inventar, porque la Alianza está unida alrededor de las demandas que ha planteado. No hay ninguna diferencia, ni estratégica, ni táctica. Estamos haciendo lo que se planteó desde un principio. Aquí continuamos, ellos (el gobierno) van a buscar excusas y decir cualquier cosa", enfatizó Pallais.