•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Mecanismos Especial de Seguimiento Para Nicaragua (Meseni), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), indicó en su más reciente informe sobre la situación de crisis en el país que al menos 700 personas siguen bajo investigación por participar en las manifestaciones de protestas antigubernamentales iniciadas en abril de 2018.

El informe del Meseni divulgado este sábado indica que “de acuerdo con información de la sociedad civil, al menos, 700 personas continúan sometidas a procesos penales en el país, muchas de las cuales aún están privadas de libertad”.

El reporte recoge los datos actualizados durante todo el mes de abril y reconoce que el gobierno excarcelado a 236 manifestantes, pero que “muchos” de ellos son todavía víctimas de asedio y sufren nuevas detenciones bajo cargos de delitos comunes.

De hecho el Meseni plasma en su documento “nuevos patrones de represión” como la detención breve o temporal, que se aplica por una “vigilancia masiva y permanente de los espacios públicos”.
 

El último reporte de Meseni indica que unas 700 personas continúan sometidas a procesos penales en el país.  ARCHIVO/END.
La CIDH mantiene que durante la violencia desatada por las protestas desde abril del año pasado, por el uso desproporcionado de la fuerza “325 personas” fueron “asesinadas”, unas 700 personas son sometidas a procesos penales, 300 profesionales de la salud han sido despedidos, 144 estudiantes fueron expulsados como represalia, “70 periodistas y trabajadores de medios independientes” se  exiliaron y “62,000 nicaragüenses huyeron a países vecinos”.

GOBIERNO NO CUMPLE ACUERDOS

El Meseni hace ver que en la mesa del diálogo entre la Alianza Cívica y el Gobierno se han firmado dos acuerdos que la parte gubernamental aún no cumplen, uno sobre la liberación de manifestantes presos y otro sobre la restitución de garantías y derechos ciudadanos.

Emocionada, una manifestante excarcelada en febrero pasada  abraza a su hija. ARCHIVO/END.

El gobierno ha comunicado que ya excarceló a 236 presos y que  para el 18 de junio liberará a 232 personas arrestadas en el marco de las protestas y que están en una lista conciliada con la Alianza en un proceso en el que ha participado el Comité Internacional de la Cruz Roja.


A un año de las protestas sociales en Nicaragua  la CIDH mantiene su preocupación, según cita el informe, porque en el país continúa “la prohibición de la realización de protestas sociales y manifestaciones públicas, continuación de detenciones arbitrarias y la represión de las personas que permanecen privadas de su libertad”.

En el país hay una “falta de garantías de seguridad para el retorno de las personas exiliadas” y hay “persistencia de la impunidad de las graves violaciones a los derechos humanos documentadas por la CIDH”, refiere el Meseni.