•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Antes del 18 de junio, cuando vence el plazo para excarcelar a los “presos políticos”, el Gobierno también debe permitir a los ciudadanos poder manifestarse en la calles, de lo contrario, la negociación con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) sería un fracaso, sostuvo José Pallais, del equipo negociador de esta coalición.

“Si no han permitido hacer una manifestación antes del 18 de junio o si para esa fecha no se ha permitido marchar, entonces no estarían cumpliéndose los acuerdos, si esto no se logra, la negociación estaría fracasando”, expresó Pallais.

La Alianza continuará hoy lunes sus conversaciones con el Gobierno, de cara al cumplimiento integral del acuerdo de liberación de manifestantes y de restitución de las garantías y derechos ciudadanos, según comentó Pallais.

“Insistimos que se respeten los derechos y garantías, en este caso es evidente que no se están respetando, no hay permisos de marchar, siguen las persecuciones o los bloqueos como los que hacen en la Catedral de Managua, eso restringe el derecho de culto y es una violación más”, dijo Pallais, refiriéndose a la presencia policial alrededor de la catedral.

Las acciones policiales alrededor de la Catedral de Managua, que incluso restringieron el ingreso al templo por su portón, en el costado norte, para Pallais son “deplorables”.

“Eso se ve por muchos nicaragüenses como una persecución a la Iglesia, como una prescripción del derecho ciudadano de participar en sus cultos o actividades religiosas, que es una libertad importante, esencial”, comentó.

La Policía mantiene una fuerte vigilancia en los alrededores de la Catedral de Managua. Óscar Sánchez/END

Recalcó que en estos momentos “el objetivo primordial es que los dos acuerdos firmados” hasta el momento en la negociación “se cumplan de forma integral”.

El acuerdo sobre la restitución de garantías y derechos ciudadanos  era de “inmediato cumplimiento y se insiste en no permitir manifestaciones, sino, no se logra todo eso, la negociación estaría fracasando”, enfatizó.

Pallais también reiteró el llamado “al Gobierno para que ponga final al doble discurso de quienes quieren boicotear la negociación, con insultos, con perorata de descalificaciones, de amenazas”.

“Esa división del Gobierno en su discurso debe cesar y debe unificar un solo mensaje. Su doble discurso no abona a un buen entendimiento”, enfatizó Pallais.

La Alianza protestó la semana pasada porque el Gobierno emite comunicados insultando a su contraparte en el diálogo, pero asiste a las reuniones diciendo que tiene interés en lograr un acuerdo para superar la crisis sociopolítica del país.