•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), lamentó este domingo que la Policía Nacional asedie las instalaciones de la Catedral de Managua.

“Verdaderamente es una imagen triste y se puede interpretar  que se está haciendo una persecución a la Iglesia, pero considero que no es tanto eso, no estaban impidiendo adrede (el ingreso al templo, el sábado pasado), sino por las personas que podrían llegar a hacer protestas, pero es una imagen triste”, dijo Brenes.

Según el cardenal, muchas personas le han escrito desde el extranjero para manifestarle su malestar de ver la catedral rodeada por oficiales de la Policía.

El atrio y los predios internos de la catedral han sido escenarios de protestas relámpagos en contra del Gobierno en las últimas semanas.

Brenes, al ser consultado sobre cuál es su llamado al Gobierno ante esta situación, valoró que “no solo es pastor el Papa o los obispos, también los gobernantes son pastores, tenemos la misión de pastorear, conducir, cuidar y una de las características del buen pastor es escuchar a las ovejas y que las ovejas también escuchen la voz del pastor”.

Sin ofender

El cardenal también dijo que no es correcto que se ofenda a los interlocutores en la mesa del diálogo entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el Gobierno.

La Alianza protestó y le pidió al Gobierno dejar de emitir comunicados, en los cuales se insulta a los negociadores de la Alianza Cívica.

Cardenal Leopoldo Brenes besa en la frente a un niño en la misa dominical. Óscar Sánchez/END

“Es triste y el santo padre ha dicho en alguna ocasión que en el diálogo las palabras altas deben evitarse, eso crea desconfianza, crea tensión. Las palabras altas (ofensivas) de una u otra forma crean desconfianza, crean incertidumbre y prácticamente no se mira un buen futuro”, expresó Brenes. 

Al ser consultado sobre el nombramiento de un nuevo obispo para la Diócesis de León y de la posibilidad de que el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez sea movido a otra diócesis, Brenes respondió: “todo está en manos del Papa”.

“Todavía no se sabe, se debe estar atento, porque eso se anuncia, la Nunciatura saca un comunicado, estén atentos a la Nunciatura, porque eso en una mañana lo van a mandar”, dijo Brenes.

Monseñor Bosco Vivas, obispo de León, renunció hace 2 años, en cumplimiento a las normas establecidas por la Iglesia. La ley canónica indica que cuando cumplen 75 años, los obispos deben renunciar, pero el papa Francisco aún no ha divulgado si aceptó la renuncia de monseñor Vivas.

Monseñor Brenes responde a preguntas de los medios de comunicación. Óscar Sánchez/END

Brenes explicó que cuando se va a proponer la elección de un nuevo obispo, se hace una lista de todos los sacerdotes que pueden ser nombrados.

“En este caso que va a hacer falta el obispo de León, entonces el nuncio tiene la lista y le dice a los obispos, oigan cómo miran esto y se hace una elección secreta, el nuncio lo guarda y después manda eso al Vaticano, que aprueba una terna y esa terna regresa a Nicaragua”, explicó Brenes.