•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de jóvenes realizó una protesta relámpago este domingo, al culminar la acostumbrada misa del domingo en la Catedral Metropolitana de Managua, pese a que las instalaciones de ese templo permanecían asediadas por las autoridades policiales desde el día anterior.

Los jóvenes cubrieron sus rostros con máscaras mientras gritaban “¡Viva Nicaragua libre!”, en el atrio del templo católico.

Los manifestantes además portaban banderas de Nicaragua.

La protesta duró al menos 5 minutos. Mientras los manifestantes hacían su protesta, un hombre de unos 60 años intentó arrebatarles la bandera de Nicaragua y al no lograrlo, les gritó “golpistas” y después se retiró del lugar.

Al presentarse este percance, los jóvenes opositores recibieron el apoyo de un grupo de feligreses que se sumaron al grito de consignas antigubernamentales. El sábado, otro grupo también protestó en la catedral, lo que provocó que una cantidad considerable de oficiales de policías rodearan la zona.

Patrullas policiales

Este domingo, los manifestantes aprovecharon que docenas de feligreses abandonaban el templo para colarse entre ellos y evadir a las autoridades. El Nuevo Diario constató que agentes de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP) permanecían apostados en los alrededores de la catedral.

En la rotonda Rubén Darío había dos patrullas policiales. Cerca de estas, a poco menos de 100 metros, pero con dirección al norte, frente a las instalaciones de una transnacional, había tres más.

Desde septiembre pasado, la Policía Nacional mantiene la prohibición de manifestaciones, ante esta situación, opositores al presidente Daniel Ortega han optado por manifestarse en universidades, centros comerciales en  las iglesias por temor a ser detenidos.

El 19 de abril pasado, fecha en que se efectuó el viacrucis penitencial en  la catedral, cientos de personas  aprovecharon este espacio para recordar en, Viernes Santo, a sus víctimas, ese día se cumplía el primer aniversario de las protestas antigubernamentales, que terminaron creando una crisis  sociopolítica que aún no ha sido resuelta.

 Esa vez, al finalizar la actividad religiosa, jóvenes demandaron justicia y democracia para Nicaragua. Exigieron también la libertad de manifestantes que permanecen recluidos en la cárcel. La Policía Nacional en un intento por disolver la protesta disparó bombas lacrimógenas, dos jovencitas resultaron heridas.

Otras protestas

El sábado también se registraron protestas en centros comerciales. En redes sociales circula un video de corta duración, en el que se aprecia a un grupo de personas entonando el Himno Nacional en un establecimiento comercial.

 

En la publicación, divulgada en la cuenta de Twitter  SOSNicaragua Global no precisan en qué  centro de compras se realizó, pero indican que entre las personas que cantaban se encontraba Flor Ramírez, conocida como “Doña Flor”.

“Doña Flor” se convirtió en  ícono de las protestas  por marchar en las manifestaciones con traje folclórico azul y blanco.  En el video, se aprecia al grupo sosteniendo por separado tres banderas,  mientras algunos de ellos tienen los rostros cubiertos.