•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Veinte y tres días más deberá esperar en prisión el periodista Marlon Sánchez Powell para que se celebre la audiencia inicial, donde la Fiscalía está obligada a presentar las pruebas con las que pretende demostrar en juicio la culpabilidad del comunicador social.

En igual situación quedó Humberto Pérez Cabrera y Santiago Vásquez Hondoy, a quienes la Fiscalía les atribuye los delitos de robo agravado, incendio y crimen organizado, todo en perjuicio del Estado de Nicaragua.

La reprogramación de la audiencia inicial para el próximo 5 de junio fue ordenada por la jueza Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital, Karen Chavarría a petición del fiscal auxiliar, Lenín Castellón Silva.

El representante del Ministerio Público, al solicitar la reprogramación de la audiencia inicial también pidió la interrupción de los plazos del proceso y que la no celebración de la audiencia inicial se atribuyera que era por “fuerza mayor”.

La fuerza mayor que alegó el fiscal auxiliar, Lenín Castellón, es que el envío de reos fue remitido a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) y los reos habrían sido trasladados este lunes a la cárcel Modelo de Tipitapa.

Juez acepta pedido de fiscalía

Al final, la jueza Karen Chavarría aceptó lo pedido por el representante del órgano acusador y desestimó lo expresado por los abogados defensores.

Marlon Powell Sánchez fue capturado la tarde del 7 de marzo de 2019 cuando visitaba a unas amistades en su natal Masaya, donde según sus familiares fue desmayado a golpes por los policías y parapolicías que lo capturaron.

Powell Sánchez fue acusado en los tribunales capitalinos hasta el 1 de mayo del mismo año, cuando ya había una orden de libertad a su favor, emitida por un juez ejecutor nombrado por la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) en virtud de un recurso de exhibición personal por vencimiento del término constitucional de las 48 horas.

La orden de libertad para Marlon Sánchez, quien fue acusado cuando ya habían transcurrido 53 días después de su arresto fue desacatada por las autoridades policiales de la Dirección de Auxilio Judicial.

A Marlon Sánchez y los otros dos acusados, la Fiscalía los señala de haberle prendido fuego a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Ministerio Público en Masaya, en el contexto de las protestas antigubernamentales en el año 2018.