•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Mario Arana, presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham) y miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, informó este martes al finalizar el encuentro con los representantes del diálogo, que miembros de la oposición mantuvieron una conversación con el grupo de apoyo para Nicaragua de la  Organización de Estados Americanos (OEA).

De acuerdo con Mario Arana, la misión de OEA está preocupada por los incumplimientos de los acuerdos firmados el pasado 27 y 29 de marzo durante las negociaciones entre la Alianza Cívica y el Gobierno.

“La preocupación de ellos es el tema de la voluntad política, si la hay o no la hay, porque ellos tienen que tomar decisiones sobre cómo tratar el caso de Nicaragua, como apoyar a la salida (de la crisis), hubieron muchas preguntas sobre el proceso de los acuerdos alrededor de la democratización y el programa que se viene conduciendo con la OEA, es decir si este ha estado avanzando, en realidad está estancado y fue lo que tuvimos que informar, y está estancado porque se estancó la negociación”, explicó Mario Arana. 

Los de legados del grupo de apoyo para Nicaragua de la OEA están a la espera de recibir las invitaciones por parte del Gobierno nicaragüense para llegar al país. “Ellos estaban dispuestos a venir desde la semana pasada y es la hora y no han llegado”, resaltó Arana. 

Según Arana, durante la reunión que sostuvieron vía Skype los embajadores de la OEA explicaron cómo están trabajando de manera interna, para encontrar una solución a la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde el 18 de abril del año pasado que ha dejado más de 300 muertos. 

La Alianza Cívica y el Gobierno buscan firmar un convenio sobre cómo se cumplirán los acuerdos suscritos para superar la crisis local, sin embargo luego de un mes de impasse en las negociaciones no se ve frutos. 

Según la Alianza la firma de acuerdos de implementación es la más reciente estrategia en la mesa de negociación, para hacer que el Gobierno cumpla con los compromisos adquiridos en marzo pasado.

Mario Arana y José Pallais, miembros de la Alianza Cívica / Archivo La liberación de los manifestantes presos para el 30 de mayo forma parte de la propuesta, presentada recientemente por los "testigos y acompañantes" de las negociaciones, el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, y el exministro de Defensa de Uruguay Luis Ángel Rosadilla, que actúa en representación del vaticano y la OEA.

Tanto la liberación de los "presos políticos", como el respeto a la Constitución en lo referido a las libertades de expresión y de prensa, son compromisos que, según la oposición, el Gobierno se ha negado a cumplir desde su firma en marzo pasado.

Las partes esperan que, una vez que el Gobierno firme la propuesta de implementación, no tenga otra opción que cumplir con sus compromisos.