•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario general de la Cámara de Transporte Terrestre de Pasajeros de Nicaragua (Catranic), Antonio Maldonado Jarquín,  dijo que evalúan un posible incremento a la  tarifa de transporte en todas sus modalidades.

“El aumento de la tarifa se va a estudiar en coordinación con el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y las alcaldías del país. Se trata de armonizar entre las leyes, las proyecciones y el plan maestro que tiene el Gobierno, en cuanto al sector transporte y las necesidades de los transportistas”, dijo Jarquín a El Nuevo Diario.

Además señaló que después del estallido sociopolítico que inició en abril del año pasado se ha dado una contracción en el sector transporte.

Los ciudadanos podrían pagar más por este servicio. Archivo/END

“Hay una contracción (menos pasajeros), hay que ajustar costos de tarifa, balanceando para que no perjudique al usuario y que al mismo tiempo beneficie al sector colectivo”, agregó.

“Al incidir la crisis en el empleo y los costos para los repuestos de los vehículos que transportan pasajeros, lógicamente hay una afectación y una contradicción por el gremio de transportistas y los usuarios”, explicó Maldonado.

Por lo tanto, el agremiado del sector transporte refirió que se están buscando soluciones que traten de incidir con ese problema.

Pérdidas

La cámara es integrada por 20 cooperativas que prestan el servicio  selectivo  y 5 de  transporte colectivo, agremiados en los departamentos de Managua, Masaya y Granada. 

Las intenciones, según especificó  Jarquín, son extenderse en el norte del país, pero el problema en esa zona radica en que  “hemos encontrado ciertos problemas de orden tarifario, problemas de regulación de transporte y apertura de nuevas unidades en sus diferentes modalidades”, explicó.

Los ciudadanos podrían pagar más por este servicio. Archivo/END

Maldonado había explicado el año pasado que los conductores de buses y taxis se vieron sumamente afectados, ya que hubo unidades destruidas y otras parcialmente dañadas, lo que provocó pérdidas económicas, específicamente en los departamentos.

La Cámara de Transporte Terrestre de Pasajeros de Nicaragua había explicado que al mes de junio del año pasado, luego de 3 meses de crisis, el uso de transporte terrestre en Nicaragua había disminuido en un 30% de lo que había proyectado el sector, sin embargo, señalan que han ido recuperándose, pero que es necesario evaluar los reajustes de tarifas.