•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) pidió que los funcionarios del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) verifiquen las condiciones en que se encuentran los manifestantes y que los oficiales de los centros penitenciarios respeten los derechos básicos de todo privado de libertad, indicó José Adán Aguerri, del equipo negociador.

El CICR, ante la demanda de la Alianza Cívica, inició un proceso de visitas a los centros penitenciarios de hombres y mujeres, pero Aguerri explicó que la solicitud implica que no solo se reúnan con los manifestantes presos en un solo salón, sino que puedan constatar las condiciones de las celdas en las que se encuentran.

Aguerri recordó el acuerdo de liberación de los manifestantes encarcelados, que el Gobierno firmó con la Alianza, el cual establece que a estos prisioneros se les respetarían los derechos básicos.

“Mientras los presos estuvieran detenidos esperando su liberación plena, la Cruz Roja iba poder visitar las cárceles y de alguna forma asegurar que las autoridades cumplieran con la observancia de las normas internacionales en relación al tratamiento adecuado, digno y humano, que deben tener las personas en las cárceles”, expresó.

“Debe haber coherencia entre el discurso y la acción”, dijo Aguerri, en referencia al incumplimiento del Gobierno respecto al caso de los presos políticos.

“Se trata de demandas básicas de derechos humanos como el hecho de que puedan salir a los pasillos, derecho a una llamada telefónica a la semana, que puedan  recibir avituallamiento, que tengan el mismo tiempo de derecho al sol que tienen los otros presos”, precisó Aguerri.

Waldemar Stanislaw Sommertag. Archivo/END

La Alianza se reunió ayer con la delegación gubernamental en la mesa del diálogo y el “día se enfocó en lo que significa ese trabajo de la Cruz Roja, referido las visitas a las cárceles”.

La visita de la CICR a las cárceles  se da luego que la Alianza Cívica entregara a los testigos y acompañantes del diálogo, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag y al delegado de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Ángel Rosadilla, una lista de denuncias sobre castigos ocurridos en los penales contra las personas arrestadas por haber participado en las protestas.

Temas económicos

Aguerri, quien preside el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), también se refirió a la visita de una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), destacando que en la mesa del diálogo debe haber un acuerdo que permita retomar el rumbo de crecimiento para la economía del país.

“El FMI no dará un posicionamiento público. Vamos a tener una reunión privada con el FMI, pero esta misión va a estar en el mes de julio otra vez en Nicaragua y tendrán que esperar las dos visitas para poder hacer una verdadera valoración del estado económico del país”, sostuvo Aguerri.

No obstante, Aguerri dijo que debe quedar claro que “si queremos retomar el camino de crecimiento, necesitamos un acuerdo político. Si no, no vamos a recuperar la confianza ni la certidumbre que hoy no hay”.

“El acuerdo es primordial, es lo que te va a permitir que de alguna forma se logre responder al tema de institucionalidad, democracia y transversalmente al tema socioeconómico”, agregó.

Algunas medidas que el Gobierno aplicó “se tienen que replantear”, señaló.

“La reforma tributaria, hemos explicado, tiene un impacto inicial que ha permitido que el Gobierno tenga mayores ingresos, pero esos ingresos no son sostenibles y van a producir que más empresas tengan que cerrar”, comentó.

Agregó que “el 30 de mayo es la fecha que se estableció para hacer una revisión de la reforma tributaria, para revisar si esa reforma se mantiene o no en algunos puntos particulares que son importantes para que no sigan quebrando empresas, esa es una decisión que tiene el Gobierno, de cara al 30 de mayo”.