•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En León, tras el sismo ocurrido este jueves en horas de la mañana, un centenar de estudiantes y docentes de los colegios San Ramón y La Asunción, se congregaron en los alrededores del parque central Máximo Jerez.

De una manera ordenada y con carteles distintivos que mostraban el nivel de escolaridad de los estudiantes, ambos colegios privados demostraron la puesta en práctica de los conocimientos adquiridos durante los simulacros, como medida de prevención ante desastres.

Algunos padres de familia se presentaron de inmediato a ambos centros educativos para conocer el estado o condición de sus hijos.

Pocos trabajadores del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales y funcionarios de la municipalidad, también interrumpieron sus labores cotidianas y desalojaron los edificios. 

Las entidades de socorro, entre ellas; Cruz Roja y el Benemérito Cuerpo de Bombero en la localidad no registraron incidencias como consecuencia del fuerte sismo.

Turistas asustados

Mario Canales, uno de los guías turísticos de catedral manifestó que, aunque no sintió el sismo, algunos turistas sobre todo nacionales, que se encontraban en la planta baja, expresaron temor y buscaron proteger sus vidas ubicándose en áreas despejadas del parque central. 

Canales confirmó que ha sido mínima la cantidad de visitantes en los últimos días en los tours de la catedral y que luego de la ocurrencia del temblor este jueves es posible que muchas personas desistan de llegar al templo.

Por su lado, Ivania Hernández, comerciante de ropa en el costado este del mercado central Raúl Cabeza calificó como “fuerte” el sismo y señaló que pocos comerciantes y clientes desalojaron el edificio hasta descartar la ocurrencia de una nueva réplica.

“El temblor fue fuerte, pero me quedé sentada por el mismo nerviosismo, además que no puedo dejar solo el negocio”, expresó Hernández, de 52 años.