•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua recibió 259 recomendaciones para mejorar el estado de los derechos humanos  en el país, como resultado de la evaluación del Examen Periódico Universal (EPU) de la ONU, que concluyó este viernes en Ginebra, Suiza.

Durante las consideraciones finales, la embajadora de México Socorro Flores Liera, en representación del grupo de países relatores (troika, integrada además por Ruanda y Pakistán), explicó que el miércoles pasado 90 países participaron en la evaluación a Nicaragua.

“Como resultado del examen, Nicaragua recibió 259 recomendaciones, las cuales serán analizadas por el Estado examinado y su posición respecto a ellas será comunicada en una fecha futura”, dijo Flores Liera.

La diplomática agregó que el informe final del EPU a Nicaragua será formalmente adoptado durante la cuadragésimo segunda sesión de sesiones del Consejo de Derechos Humanos en septiembre próximo.

El miércoles pasado, numerosos países del Consejo de Derechos Humanos, hicieron un llamado al Gobierno de Nicaragua a que respete los derechos de sus ciudadanos, entre estos garantizar la libertad de movilización y expresión y liberar a las personas detenidas por haber participado en protestas antigubernamentales.

Además, en la sesión, la mayoría de países representados demandaron que organismos como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (Oacnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), expulsados por el Gobierno nicaragüense en 2018, retornen a este país para continuar investigando los actos de violencia registrados desde abril del año pasado.

 Nicaragua recibió 259 recomendaciones, las cuales serán analizadas por el Estado examinado y su posición respecto a ellas. Imagen referencial/END

El Consejo de la ONU pidió al Gobierno poner fin a la criminalización de activistas de derechos humanos y establecer garantías para el ejercicio de la libre expresión, ante las acusaciones de censura y acoso contra periodistas críticos.

Desde abril del año pasado, Nicaragua se ha mantenido sumergida en una crisis que, según organismo internacionales defensores de derechos humanos ha dejado 325 muertos. 

Por su parte durante su intervención final ante el Consejo de la ONU, el representante de la delegación nicaragüense Valdrak Jaentschke, asesor presidencial para las relaciones internacionales y el caribe, agradeció la participación de las delegaciones en el proceso del EPU, un espacio que considera un “ejemplar espacio” para compartir los logros alcanzado, no obstante considero que la sesión del miércoles algunos países quisieron aprovecharla para politizarla.

“Agradecemos las recomendaciones constructivas que hemos recibido, a pesar de algunos pocos claros intentos por politizar este espacio. Las estudiaremos con la importancia que tienen a través de la coordinación armónica de todas las instituciones del Estado de Nicaragua para emitir una decisión final y luego proceder con su cumplimiento”, afirmó Jeantschke.

Mientras en Managua, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), José Adán Aguerri, también miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD)  consideró que lo discutido en Ginebra en los últimos días fue importante, especialmente porque se han dado más de 200 recomendaciones a Nicaragua.

“Nosotros hicimos un trabajo de recopilar lo que demandaron país por país en el evento, vimos como prácticamente Nicaragua solo tuvo el respaldo de dos países que son Cuba y Venezuela, que además viven los mismos problemas de falta de derechos humanos que estamos teniendo en el caso nuestro”, valoró Aguerri.

El líder empresarial se refirió además a la muerte del prisionero Eddy Montes, ocurrida ayer en la cárcel La Modelo, lamentó el hecho y señaló que la liberación de los manifestantes presos es una demanda que se ha mantenido desde la comunidad internacional.

“Lo que plantearon los países el día miércoles, antes de que ocurriera lo que sucedió el día de ayer (la muerte de Montes) es que una de las principales demandas era la liberación de los presos políticos es la posición de esta enorme cantidad de países que están involucrados y dándole seguimiento a lo que está sucediendo en Nicaragua”, dijo Aguerri.