•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La presencia del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) durante la agresión a los reos el jueves en la cárcel La Modelo, evitó que culminara con más con víctimas mortales, dijeron familiares de manifestantes encarcelados a quienes pudieron ver este viernes.

El jueves resultó muerto el reo político Eddy Montes Praslín, de 57 años, balaceado por un centinela del penal. También hubo varios heridos, de los que las autoridades han dado poca información.

Al salir de la visita, algunos familiares de presos dijeron al Nuevo Diario que sus parientes les explicaron que de no haber estado allí la Cruz Roja Internacional, habría ocurrido “una masacre”.

Los reos contaron a sus familiares que todo surgió por una discusión entre un custodio y un preso político, y que los custodios hicieron varios disparos.

Un custodio ubicado en una torre baja disparó contra Montes, aseguró Cinthia Téllez, hermana del reo Daniel Téllez, acusado junto al líder estudiantil Edwin Carcache.

Agregó que los custodios les ordenaron lanzarse al suelo y cuando lo hicieron, los golpearon, además de usar gases lacrimógenos.

Ayer llegaron más refuerzos policiales a la cárcel Modelo de Tipitapa. ORLANDO/END.Alba Putoy, hermana del reo Gabriel Putoy, relató que su familiar tiene “todo el cuerpo inflamado y las rodillas afectadas”. Mencionó que verlo lastimado la afectó, pero a la vez sintió alivio porque en redes sociales aseguraban que había fallecido.

Mercedes Dávila, madre del líder estudiantil Edwin Carcache, dijo que su hijo está bien, pero este le comentó que los manifestantes están preparándose para una huelga de hambre, que podría arrancar en el cualquier momento.

“Ellos dan gracias a Dios porque la Cruz Roja estaba en el lugar, si no, dicen que pudo ser peor. De hecho, ellos atendieron a algunas víctimas”, informó Dávila.

GOLPEADOS

Este viernes estaba previsto que algunos manifestantes opositores recibieran visitas. Los que no tenían permiso, solicitaron la visita extraordinaria y las autoridades accedieron, debido a la presión que les hicieron desde la mañana.

Mercedes Dávila, madre del líder estudiantil Edwin Carcache, llora desconsoladamente  ayer en las afueras de la cárcel La Modelo, en donde se encuentra preso su hijo. ORLANDO VALENZUELA/END.Tras un par de horas en el interior del penal, los familiares salieron y denunciaron que todos los reos opositores, de una u otra manera estaban golpeados, pero los casos más serios eran 16, quienes presentan golpes en diferentes partes del cuerpo y afectaciones en ojos y garganta por el uso de gas pimienta.

Antes de ingresar al penal, el ambiente en la zona era tenso, sobre todo por la llegada de cuatro patrullas con más de 20 efectivos de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP) de la Policía Nacional.