•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El asesinato del prisionero político Eddy Montes, de un disparo en la cárcel La Modelo, ha sido considerado en el exterior parte de las violaciones a los derechos humanos que cometen las autoridades nicaragüenses contra los reos y la población en general.

El Departamento de Estado de Estados Unidos demandó este sábado una investigación exhaustiva, inmediata y transparente de la muerte de Montes, quien tenía ciudadanía estadounidense.

“Su muerte, la muerte de cientos de civiles inocentes a manos de las fuerzas de seguridad y parapolicial de (Daniel) Ortega, y la detención continua de cientos de presos políticos más, demuestran el absoluto desprecio del régimen por la vida humana y las libertades democráticas. Solicitamos una investigación inmediata, exhaustiva y transparente de la muerte de Montes”, dijo Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., a través de un comunicado de prensa.

El gobierno estadounidense también demandó la liberación de los manifestantes presos.

Por su parte, el canciller de Chile, Roberto Ampuero, pidió a las autoridades nicaragüenses que investiguen y castiguen a los responsables y garanticen las libertades y los derechos humanos de los ciudadanos.

“Rechazo categórico a la represión y a la violencia en Nicaragua que le costó la vida al prisionero opositor Eddy Montes, y dejó decenas de heridos", señaló el canciller chileno en su cuenta de Twitter.

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, afirmó este sábado que el Gobierno de Nicaragua “ha violado generalizadamente a los estándares internacionales de derechos humanos”, refiriéndose al asesinato de Montes.

“El Estado es responsable por proteger a la vida de todas las personas que están bajo su custodia. Los detenidos están bajo muy serio riesgo de daño a sus derechos de manera irreparable”, agregó Abrao.

El alto ejecutivo de la CIDH añadió que “el dolor se transforma en fuerza y resistencia que se reinventa, dentro y fuera del país. Seguiremos al lado de los que exigen justicia”.

EL CELAM

El presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), monseñor Miguel Cabrejos, dijo la noche del viernes que los obispos de América abrazan "el dolor" que sufren los pueblos y la Iglesia de Venezuela, Nicaragua y  Haití.

Monseñor Cabrejos lamentó la crisis política que vive la región, que está llevando a muchos a emigrar a otros países.

“Abrazamos el dolor de los pueblos y de las iglesias que en la actualidad más están sufriendo los hermanos en Venezuela, Nicaragua y Haití", dijo en una rueda de prensa.

El cardenal, Leopoldo Brenes, mientras participaba en la XXXVII Asamblea Ordinaria del Celam que se realizó en Honduras, exhortó a la Policía Nacional de Nicaragua "a evitar la violencia, porque la violencia genera más violencia y trae más desconfianza" entre los ciudadanos.

La Unión de Presos de Nicaragua informó que al menos 31 manifestantes convictos resultaron heridos durante ese disturbio, y distribuyó una serie de audios y fotografías filtradas desde el interior de la prisión que presentan una versión diferente de la que dio el Gobierno.

En Nicaragua, la Arquidiócesis de Managua demando de las autoridades esclarecer la muerte de Montes, con nacionalidad estadounidense.

"Urgimos a las competentes instancias nacionales e internacionales a que se pongan todos los medios necesarios para llevar a cabo una investigación a cabalidad que esclarezca los hechos", instó el Consejo Presbiteral de la Arquidiócesis de Managua en una declaración.

En su declaración, la Arquidiócesis de Managua utilizó el versículo bíblico en que el Señor pregunta a Caín: "¿Dónde está tu hermano Abel? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guardián de mi hermano? Replicó el Señor: ¿Qué has hecho? Se oye la sangre de tu hermano clamar a mí desde el suelo".

La Diócesis abrazó el dolor de las madres de las personas asesinadas en medio de la crisis y de los manifestantes presos.

En ese sentido, dijeron que tampoco pueden obviar las agresiones injustas "contra presos políticos que han sido de nuestro conocimiento por medio del testimonio que ellos mismos han transmitido a sus familiares".

"Exigimos para ellos condiciones acordes con su dignidad humana y que sean respetados los derechos humanos", agregaron.